Alberto Fernández pidió “responsabilidad social” y será penado quien realice una reunión social .

Compartir



El presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciaron la continuidad de la cuarentena, que por ahora no tendrá cambios, tanto en lo que respecta a avances como a retrocesos.

El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde que la cuarentena obligatoria se extenderá hasta el 16 de agosto en las mismas condiciones actuales en la zona metropolitana.

“Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como están hoy”, subrayó el jefe de Estado en la Quinta de Olivos, donde afirmó que “en los últimos días se nota que el virus está circulando más”.

Además, añadió que que “si no se hubiera duplicado la cantidad de camas de terapia, hoy la provincia de Buenos Aires estaría absolutamente estallada”.

“Sé que para muchos es complejo todo este tiempo que ha pasado, pero también sé que nadie me trae una solución mejor. Que no estamos discutiendo cuál libre somos o cuán presos quedamos de la pandemia. Estamos discutiendo del único modo que tenemos para combatir este problema”, enfatizó.

Por su parte, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró esta tarde, en el marco de los anuncios realizados desde la residencia de Olivos sobre la continuidad del aislamiento por la pandemia de coronavirus, que continuarán siendo “muy estrictos los controles de movilidad, para que solo puedan viajar los trabajadores esenciales” en el transporte público.

Rodríguez Larreta, aseguró que la Ciudad puso “mucho esfuerzo” para contener los casos de coronavirus en los barrios populares “gracias al trabajo conjunto con Nación y organizaciones sociales”.

“Las mayores fuentes de contagio son los contactos estrechos, y el otro es la movilidad, el transporte público. Por eso hay que ser más estricto en los controles, para que el transporte público sea para esenciales”, manifestó.

A su turno, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que en el AMBA y el mundo “hay una cuarentena intermitente” y consideró que “la pandemia no pasó”, al participar desde la Residencia de Olivos de los anuncios de la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 16 de agosto, junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Kicillof afirmó este mediodía que “hay en el mundo una cuarentena intermitente” por “rebrotes o una mudanza del virus de algunas regiones a otras”.

“Lo que estamos viendo es como aquellos países que parecían tener controlados los contagios hoy tienen rebrotes o una mudanza del virus de algunas regiones a otras. Hay en el mundo una cuarentena intermitente. Digo esto porque hay quienes venden que la pandemia ya pasó, que es un tema argentino“, resaltó.

“Lo que está dañando la Salud y la Economía es un virus que no tiene cura y no tiene vacuna. En diciembre del año pasado teníamos 883 camas de terapia intensiva para adultos en Provincia de Buenos Aires, hoy tenemos 1979. Estamos cerca de los 700.000 muertos en todo el planeta. El coronavirus va y vuelve en todos los países. Aquellos que parecían tener controlado el contagio, tienen rebrotes”, comentó.

Kicillof destacó el “esfuerzo” realizado por “oficialismo y oposición” para poder “trabajar unidos”, dijo que “no hay forma que nos hagan pelear en el AMBA” y destacó que el virus “cruza la General Paz” y que por ese motivo “no se pueden hacer cosas distintas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)”.