En boca de Barroso, lo cierto se hace dudoso

Compartir

Sra. Directora
Cadena Nueve

Me dirijo a ese medio a los fines de hacer algunas consideraciones sobre expresiones del Intendente de Nueve de Julio.

Decir la verdad no debe depender de lo que la persona quiera o desee, sino que debe ser siempre así. Sin duda, la forma más peligrosa de la mentira es la del discurso político. Todo mentiroso incurre en falsedad para protegerse, tratando de salvar un obstáculo que no sabe cómo superar.

Luego de que el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, lo había criticado en un acto político, Mariano Barroso, Intendente de 9 de Julio, salió rápidamente a contestar al Pehuajense diciendo  “Debiera estar agradecido que este gobierno  no lo destrato, que le ha dado más fondos que a 9 de Julio”,  y agregó que “en estos tres años y medio de gestión no se hizo diferenciación, ya que todos somos ciudadanos bonaerenses, y no nos gusta hacer lo que nos hicieron”.

Hace mucho tiempo, Juan Domingo Perón dijo “que la única verdad es la realidad”. Vaya si es cierto, por eso creo que para defender una gestión de gobierno no hay nada mejor que la propia gestión. No hace falta recurrir a otras realidades como hace Barroso. Si su gestión fuese exitosa, para contestar a Zurro le hubiera bastado con describirla y no tener que echar mano a la gestión Vidal en la provincia y contar que la gobernadora no discrimina por color de bandera, como si ello fuera una virtud y no una obligación. Lo peor de todo es que miente cuando afirma que ‘no hay ningún tipo de discrecionalidad en la asignación de fondos.

En un informe del Observatorio de la Universidad de General Sarmiento, el Presupuesto 2019 enviado por la gobernadora Vidal a la Legislatura se destaca por que los municipios gobernados por Cambiemos recibirán más del doble de obra pública por habitante que los gobernados por la oposición. Es que de los $14.536.746.838 que destinará a obras, a los intendentes de Cambiemos tendrán $ 8.421.634.000. O sea más de la mitad.

Desde el Instituto de la Vivienda también sobresale un “favoritismo” amarillo, ya que de los 46 municipios que tendrán fondos 30 son oficialistas (65%), 13 del FPV (28%) y 3 (6,5%) vecinalistas.  A 8 intendentes opositores no les tocó absolutamente nada. Entre ellos están los kirchneristas: Pablo Zurro de Pehuajó; Aníbal Regueiro de Presidente Perón; Paco Durañona de San Antonio de Areco; Hernán Yzurieta de Punta Indio; y Roberto Álvarez de Tres Lomas.

La publicidad nacional se concentra en presentar las obras de la gestión macrista en contraposición del gobierno de Cristina. Un informe realizado por Vialidad Nacional demuestra lo contrario. Durante el último gobierno se licitaron, en promedio, 5 veces más obras que en el gobierno de Mauricio Macri. Los números desnudan el fraude de los spots de campaña con el presidente como protagonista de la estafa. Con un enfoque que intenta copiar esa mirada, los spots locales presentan voces de personas comunes que se suman para decir que lo que hizo el Gobierno de Barroso. Esperemos que no haya copiado también la mentira.

Sr. Intendente Barroso, no haga propia la mentira ajena. La Gobernadora sigue recortando fondos a opositores a pesar de su promesa de no discriminar a los que no compartían su bandera política. Usted y yo sabemos bien que Vidal persiguió y despidió a empleados públicos por ser opositores. Macri le sigue mintiendo a los electores con “lo que hizo y lo que hicieron”. Lejos de pretender darle un consejo, trate de imitar los buenos ejemplos de gestión como el de Pehuajo, y evite repetir un relato oficial, que nació como una mentira, a la que Marcos Peña disfrazó como “exceso de optimismo”, y hoy se comprueba que fué una estafa electoral.

Atte.

Eduardo Cerdeira
DNI. 17.100.840