Desde hace 208 años es ‘Fiesta Cívica’ cada 25 de Mayo

El 5 de mayo de 1.813 la Asamblea General Constituyente declaró Fiesta Cívica el 25 de Mayo.

Desde hace 208 años la celebración se lleva adelante sin interrupciones.

La denominación de ‘Fiesta Cívica’  significa que la fecha es conmemorativa de un suceso de trascendencia. Que queda en la historia y en la memoria colectiva de los habitantes de una nación.

Y fue la Asamblea General Constituyente de 1.813 que se encargó de marcar el rumbo de nueva nación, cuando nadie se animaba a hablar abiertamente de ello, ya que la Declaración de la Independencia llegaría tres años después.

Esa órgano de gobierno dictó diez medidas – como una marca a fuego – que siguen rigiendo. Una de ellas es la que recordamos. Instauró el 25 de Mayo como fiesta patria.

Una muy importante que abre el camino de las libertades individuales e igualdad de las personas. Abolió la esclavitud.

Declaró la libertad de vientres: Fue declarada la libertad de los hijos de esclavas nacidos luego del 31 de enero de 1813.

Estableció el Escudo Nacional – La Asamblea adoptó un sello, que luego sería elegido como Escudo Nacional.

Encargó la composición del Himno Nacional Argentino – La Asamblea encargó la composición del himno a uno de sus diputados, Vicente López y Planes. La música la compuso el español Blas Parera.

Eliminó mayorazgos y títulos de nobleza – Se suprimieron los títulos de condes, barones y marqueses, mayorazgos, escudos de armas, símbolos y distintivos de nobleza en las fachadas de las casas. Esta medida buscaba abolir el latifundismo.

Liberó a los indígenas del pago de tributo – Se puso fin a los tributos pagados por los indígenas: encomiendas, mitas y yanaconazgos.

Acuñó la primera moneda nacional – Se mandaron a acuñar monedas de oro y de plata con el sello de la Asamblea; el escudo en el anverso y el sol en el reverso.

Abolió la Inquisición y la tortura – Puso fin a las prácticas de tormento para hacer confesar a los delincuentes o presuntos delincuentes. Luego se suprimieron los azotes a los niños de las escuelas.

Puso fin al tráfico de esclavos – Se declaró libres a “los esclavos que de cualquier modo se introduzcan desde ese día en adelante, por el solo hecho de pisar el territorio de las Provincias Unidas”.

 Creó el Directorio – Significó la transformación del Poder Ejecutivo, que de colegiado se hizo unipersonal, carácter que conserva hasta nuestros días.

A pesar de la suma importancia de la Asamblea del año XIII, como base fundamental para la proclamación de la Constitución Nacional, sólo se ha instaurado un día feriado (el 31 de enero de 2013). Fue al cumplirse el bicentenario de su inauguración, el Congreso Nacional estableció en diciembre del año 2012 el feriado por única vez, que conmemoraría a la Asamblea Constituyente.

Si tomamos en cuenta también el aporte que realizó a los Derechos Humanos, sobre todo con las medidas de libertad de vientre, abolición de la esclavitud, fin a la Inquisición y tortura, entre otras, llama la atención un único día en nuestra historia para recordarla. Quizás se deba a que en la actualidad damos por sentado y por obvio algunas de sus proclamas, pero si contextualizamos no cabe duda de la importancia de las mismas como base y fundamento para las libertades con la que contamos hoy en día.

Sentar las bases de una Nación es algo para recordar y reconocer y, sin dudas, ese fue el impulso de la Asamblea del año XIII.