En Mechita comenzó la reactivación del Taller Ferroviario

Compartí esta noticia!

Mechita locomotora

En Mechita se reactivó el histórico taller ferroviario. Aquel que hizo pujante a la localidad.

Lo puso en marcha la empresa rusa Transmashholding con 32 operarios  y las primeras tareas serán la de reparar locomotoras.

La comunidad lo recibió expectante al hecho ya que detrás de alegrías como estas, llegaron frustraciones. Es un pueblo ferroviario muy golpeado.

La empresa TMH Argentina es una filial del grupo ruso Transmashholding, que nació en el año 2002. Su casa matriz está ubicada en Moscú empleando a más de 100,000 personas y con una facturación anual que supera los 3.000 millones de euros. Actualmente es el principal proveedor de trenes de los ferrocarriles rusos y de los subterráneos de las grandes ciudades del país incluyendo Moscú. Desde hace más de cinco años se transformó en el mayor actor mundial en el mantenimiento de locomotoras de carga, teniendo bajo su responsabilidad el servicio de una flota de 15.000 locomotoras.

En Mechita la principal actividad ahora será la de reparar locomotoras de todos los ramales. Muchos ven detrás de esto que el ferrocarril, asignatura pendiente de mucho gobiernos, puede empezar a reactivarse en esta región con el traspaso a la nación y el cierre de Ferrobaires.

Transmashholding es empresa líder mundial en ingeniería ferroviaria, que se destaca de otros competidores por ser un inversor industrial en los países donde se instala. No focaliza sus negocios únicamente en la exportación de productos ferroviarios, sino en el desarrollo de servicios locales para los operadores ferroviarios, desarrollando e integrando proveedores locales.

El Taller Ferroviario de Mechita tiene 114 años de historia. En 1904 el entonces Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, luego Sarmiento decidió construir talleres ferroviarios para que atendiesen los trenes que usarían la entonces nueva prolongación de las vías desde Olascoaga hasta Timote. Recordemos que el 4 de diciembre de ese año, se inauguró la traza y surgieron así muchos pueblos que fueron pujantes.

Además de los talleres, se edificó un depósito de locomotoras y una playa de maniobras para el armado y desarmado de los trenes, predios que son hoy parte del recuerdo de desarrollo y reactivación. Hacia 1950 vivían en el pueblo de Mechita cerca de 5.000 personas, de las cuales cerca de 1.000 eran trabajadores ferroviarios. Hoy Mechita tienen menos de 500 habitantes.

Mechita Ferroviario