Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios

Compartir

El Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios se instituyó en conmemoración a la Noche de los lápices, suceso ocurrido en La Plata en 1976.

Ese día, entre las 12:30 y las 5 horas, son secuestrados, de los domicilios donde dormían, los estudiantes secundarios y militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), rama estudiantil del peronismo revolucionario de La Plata. Esta agrupación, junto a otras escuelas, había reclamado en 1975, ante el Ministerio de Obras Públicas, el otorgamiento del boleto estudiantil secundario.

La Comisión Provincial por la Memoria ha difundido oportunamente que legaron a 250 los desaparecidos entre 13 y 18 años, la mayoría estudiantes de escuelas secundarias.

El motivo de los adolescentes fue reclamar por el boleto estudiantil, como venían haciendo, era considerado un atentado que se debía reprimir de inmediato. Un mes antes, la dictadura había decidido suspender ese beneficio o conquista estudiantil.

Tras los secuestros, los jóvenes fueron sometidos a torturas y vejámenes en distintos centros clandestinos, entre ellos el Pozo de Arana, el Pozo de Banfield, la Brigada de Investigaciones de Quilmes y la Brigada de Avellaneda.

La mayoría de estos estudiantes secundarios permanecen aún desaparecidos (sólo cuatro pudieron sobrevivir, Pablo Díaz, Gustavo Calotti, Emilce Moler y Patricia Miranda) y componen la nómina de 232 de adolescentes secuestrados durante la última dictadura cívico militar.