viernes, julio 30, 2021

Por cuarto sábado ‘Los Madrugadores del 9’ unieron a la diócesis en oración

El rezo del rosario del grupo de varones lo hace por zoom y participan de distintas ciudades de la región



Cinco sacerdotes participaron esta mañana del cuarto sábado de oración que organizaron ‘Los Madrugadores del 9’ para unir a la diócesis de Nueve de Julio, en oración.

Como cada sábado por medio, el grupo de varones ora por zoom ante la imposibilidad de hacerlo desde la Catedral Santo de Domingo como es habitual desde que se conformó el 27 de septiembre de 2014, como recordó uno de sus integrantes, Carlos Fournier en el inicio de las oraciones. Curiosamente fueron nueve madrugadores quienes rezaron por primera vez. Y así fue creciendo hasta tener un promedio de asistencia de entre 60 y 80 varones rezando.

Los misterios del rosario fueron llevados adelante, desde distintos puntos de la zona. El primero lo hizo la parroquia de Norberto de la Riestra.

Así, el segundo se realizó desde la Parroquia Nuestra Señora de la Guardia de Baigorrita con el padre Mariano Chocobar; el tercero se llevó adelante desde la Catedral de Santo Domingo de Nueve de Julio coordinado por el Párroco, Guillermo Gómez; y el cuarto desde la parroquia San Bernardo de Robert, coordinado por el padre Joselo Rossi.

El quinto y último Ministerio se escuchó desde el Monasterio Santa María de Los Toldos, donde la explicación del mismo la hizo el padre Mamerto Menapace.

El encuentro finalizó con una reflexión del Padre Manuel Prieto. El sacerdote de la congregación de los hermanos Marianistas explicó el Evangelio del Domingo. El tema central: La cizaña.

El padre Manolo como se lo conoce, explicó sobre lo que siembras: es el proceso de tu vida. En tu infancia, hasta tu adultez, vas sembrando cosas en tu corazón: virtudes, verdades, mentiras, angustias, rencores, bronca, dolores, estima, etc. Todo eso empieza a aparecer en tu vida y llega un momento que vos vas alimentando más a una cosa que a otras. Algunas las llevarás al olvido y otras las tendrás presente en el transcurso de tu vida. Lo que más pese será tu cosecha, porque te tomará el corazón y luego tu vida. ¿Hoy, qué tenés sembrado en tu corazón y alimentado por vos? Pero es también la actitud que le pones a la vida lo que te ayuda y suma, o resta. Porque no tenés idea de la cantidad de gente que vive realidades dolorosas en silencio. Sé amable con quien te encuentres, porque podrías ser el respiro de alguien que tiene toneladas de angustia detrás de su sonrisa.

Luego hizo mención al tiempo de maduración: la clave de nuestras vidas es el tiempo. Es el tiempo quien te lleva a la verdad, es el tiempo quien te lleva a conocer a las personas, es el tiempo quien te lleva a saber quién es quién. Las cosas se conocen con el tiempo. Aprende a esperar y no dejes que la ansiedad te lleve a cometer errores. Aprende a saber respetar el tiempo y el tiempo respetará tus decisiones. Comprende que no todo se ve claro de una sola. Por eso hay dos enemigos que giran alrededor tuyo: la ansiedad y el impulso. Ambos te pueden llevar a ser un esclavo de la vida. Vos sos libre.

La última consideración fue referir al proceso de perdón. Debes perdonar a la gente que te lastimó… No porque ellos se lo merecen, sino porque vos mereces liberarte de todo lo que te lastima.
Ánimo y aprende a descubrir que hay cosas que enfrentan tu interior y debes irlas resolviendo con el tiempo. ¡Hasta el cielo no paramos!

Finalmente se escuchó un mensaje y bendición del Obispo Ariel Torrado Mosconi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias