El voto a los 16 años

Días atrás se aprobó en la Cámara de Diputados de la Nación el voto joven. Un proyecto que ha generado polémica, debido a si los jóvenes de entre 16 y 18 años estamos o no, capacitados para elegir a los representantes del país.
 ¿Estamos los jóvenes y la sociedad en general preparados para esto?
 El proyecto estimula la participación de los jóvenes en la política, algo en lo que se debe avanzar para poder llevar a cabo el deber de votar. La escuela es el primer paso para la integración a la vida democrática de una persona, por lo tanto esta debe tomar medidas y crear un ámbito favorable para el intercambio de ideas entre los alumnos, fomentando el debate. Para lograr esto sería bueno que todas las escuelas favorezcan y promuevan la creación de Centros de Estudiantes, para que los jóvenes se motiven y tengan interés en la política.
 Hay que concientizar a toda la población, no solo a los jóvenes que votamos en las próximas elecciones. Es común escuchar a la gente decir que alguien de 16 años es ignorante politicamente. Respecto al tema, lo mismo que se dice de los jóvenes en la actualidad se decía de las mujeres, en la decada del 40, cuando se les otorgó ese derecho. Cabe aclarar que todos sabemos que la ignorancia política no depende de la edad, ya que hay varios menores que están bien informados, como también hay gente adulta que piensa que «con los militares se acabarían los problemas». Tantos años de concientización sobre lo que pasó en la última dictadura, el castigo a los militares que cometieron crímenes de lesa humanidad y treinta mil desaparecidos no les fue suficiente para darse cuenta que se equivocan. La democracia es el mejor camino, y para una democracia es necesario el aporte de todos, incluidos los jóvenes.
 Otro error grave es considerarnos a los jóvenes como una «ampliación del mercado electoral» en favor del oficialismo, ya que somos seres humanos con derechos no somos un mercado, y se ha demostrado que los votos van a ser proporcionales a la cantidad de bancas que cada partido tiene en el congreso, es decir que no va a dar ventaja a ningún partido político.
 Si un joven de entre 16 y 18 años de edad está capacitado o no para votar va a depender no solo de la educación, sino también del interés que tenga por la política. Para los que tengamos entre esa edad el voto será opcional, por lo tanto lo mas probable es que vayan a votar solamente los que tengan interés en hacerlo, y por ende estarían informados. Y creo que esta es una de las maneras para seguir fortaleciendo la democracia y promoviendo la participación de los jóvenes en la política.
(*) El autor tiene 16 años y cursa 5to del Colegio Jesús Sacramentado.