lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

A 208 años de la Declaración de la Independencia no se encuentra el camino de consolidación nacional

Esta celebración convoca a reflexionar sobre la gesta histórica del 9 de julio de 1816

El 9 de julio de 1816 marca un hito fundamental en la historia argentina con la Declaración de la Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica. Este evento no solo proclamó la emancipación de la Corona Española y cualquier otra dominación extranjera, sino que también consolidó el proceso iniciado en 1810 con la Revolución de Mayo.

En ese contexto histórico, las Provincias Unidas, reunidas en el Congreso General Constituyente en San Miguel de Tucumán, decidieron formalmente declarar su independencia. Esto ocurrió en un momento crítico, ya que España intentaba reconquistar sus territorios americanos tras la restauración monárquica europea y el avance de los realistas representaba una amenaza para los movimientos independentistas en toda la región.

La Declaración de la Independencia representó la afirmación de la voluntad de las provincias de constituirse como una nación libre, soberana e independiente, separándose de Fernando VII y cualquier otro dominio extranjero. Este acto fue esencial para consolidar la identidad nacional argentina y sentar las bases para la organización estatal independiente.

Significado de “independencia” entonces y ahora:

  • Entonces: En 1816, “independencia” significaba liberarse del control y la dominación española, así como de cualquier otro poder extranjero, estableciendo un gobierno propio y soberano.
  • Hoy: Hoy en día, “independencia” implica no solo la autonomía política y la soberanía de un país, sino también la capacidad de decidir su propio rumbo económico, cultural y social sin interferencias externas indebidas.

Construcción de la memoria del 9 de julio: La memoria del 9 de julio se construye a través de diversos elementos culturales y objetos históricos que rememoran el evento:

  • La Casa Histórica de Tucumán: Lugar donde se firmó la Declaración, actualmente convertida en museo y centro de conmemoración.
  • El Acta de Independencia: Documento clave que registra el compromiso de las provincias con su soberanía.
  • El Silabario: Representa los métodos educativos de la época, evidenciando los cambios y permanencias en la enseñanza desde entonces.
  • El Poncho: Prenda de vestir que refleja las influencias culturales y la identidad nacional argentina.
  • Las canciones y bailes: Ejemplo de cómo la cultura popular y la música han contribuido a perpetuar el significado del 9 de julio en la memoria colectiva.

    Para enseñar a leer y escribir se utilizaban unos libros llamados «silabarios»

En conclusión, el 9 de julio de 1816 marca un punto crucial en la historia de nuestro país, simbolizando la afirmación de su soberanía y el inicio de un camino hacia la consolidación como nación independiente. La celebración de este día no solo recuerda un evento histórico, sino que también invita a reflexionar sobre los valores de libertad, igualdad y autodeterminación que siguen siendo relevantes en la sociedad contemporánea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias