lunes, junio 24, 2024
lunes, junio 24, 2024

María José Gentile: Gobernar en tiempos de ‘guerra política’ de la oposición unida en 12 ‘apóstoles’

Escribe para Cadena Nueve, Ramiro Parra

En la arena política de nuestro distrito, se está librando una batalla de estrategias, donde los verdaderos perjudicados parecen ser los ciudadanos a quienes se supone representan. Observando el panorama del Concejo Deliberante, emerge un cuadro de confrontación constante hacia la máxima autoridad, María José Gentile.

Desde su asunción, Gentile ha debido sortear obstáculos constantes. La guerra política, una forma corrosiva de hacer oposición, no solo pretende debilitarla como figura prominente del PRO local, sino que amenaza la estabilidad de la gestión municipal y, por ende, el bienestar de la comunidad.

La crítica sistemática por parte de un grupo unificado de concejales, provenientes de diversos partidos – una suerte de 12 apóstoles -, revela una estrategia desgastante que busca minar su liderazgo. Sin embargo, en medio de este combate, María José Gentile ha demostrado resiliencia al enfrentarse a desafíos de gran envergadura, como el reciente fenómeno climático que azotó nuestra región.

La clave aquí no radica en el mero desgaste político, sino en la calidad de la gestión y la respuesta efectiva a las necesidades ciudadanas. Los intentos de desacreditar a Gentile, bajo la excusa de la oposición por oposición misma, reflejan una falta de compromiso con el verdadero mandato conferido por los votantes.

La receta para superar esta crisis política no reside en la obstrucción sistemática, sino en un diálogo constructivo que priorice el bien común sobre los intereses partidarios. Mientras los representantes elegidos se enredan en una lucha de poder, la comunidad observa con inquietud la falta de progreso en asuntos esenciales, como el desarrollo de obras públicas y la atención a los pueblos del distrito.

El caso del autódromo, donde proyectos positivos son retrasados por intereses políticos, ejemplifica esta desconexión entre la clase política y las verdaderas necesidades distritales con derrame en la región.

Es tiempo de unir esfuerzos y canalizar energías hacia la verdadera labor de servicio público, aspecto resaltado por la mandataria en campaña y luego de asumir.

María José Gentile, lejos de ser debilitada por este embate constante, emerge como una figura aún más fuerte y respetada. Su popularidad en ascenso es un reflejo del reconocimiento ciudadano a su dedicación con humildad y capacidad de liderazgo en tiempos turbulentos. Como muestra hace falta un botón, se la vio recibiendo saludos, inquietudes y cariños a la salida de una misa y procesión en la primera semana de mayo, donde asistió parada en el oficio religioso como una feligrés más, lejos de su investidura que correspondería el primer banco. Y hay más, donde aparece recibe el saludo de los concurrentes con calidez, como fue Sazón.

La guerra política no puede ser un pretexto para la parálisis y la confrontación estéril. En nuestra región, es hora de construir puentes, no muros; de enfocarnos en soluciones, no en obstáculos. La verdadera política se ejerce en beneficio del pueblo, no en detrimento de él.

Los ’12 apóstoles’ que unieron el mensaje con bancas distintas en detrimento de quien gobierna, se deberán replantear conductas y expresiones ya que sectores como ciudadanía en general, comerciantes y productores rurales quieren ver que se ayude a elevar al distrito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias