jueves, febrero 2, 2023
jueves, febrero 2, 2023

Con gratitud y alegría monseñor Ariel Torrado Mosconi cumple 62 años

El Obispo de Nueve de Julio lo celebra con una reflexión a la que califica de Magníficat! mientras camina en el parque San Martín como lo hace cada mañana desde hora muy temprana

Reflexión en el día de mi cumpleaños, durante la caminata en el parque San martín de Nueve de Julio, hizo el Obispo de Nueve de Julio, Ariel Torrado Mosconi al celebrar 62 años desde su nacimiento un 18 de enero en Veinticinco de Mayo.

“¡Magnificat!  Te doy gracias Padre por el don de la vida. ¡Qué lindo es vivir!”. Le tomo prestada esta exclamación del testamento espiritual del Venerable cardenal Eduardo Pironio para agradecer el don de la vida al cumplir hoy mis 62 años.

Cuando pienso en todo lo que he vivido mi gratitud a Dios es grande.

Gracias por mi familia, por mis amigos y por las diferentes comunidades que me encomendó a largo de tantos años de mi vida pastoral en Buenos Aires, en Santiago del Estero y en mi querida diócesis de Nueve de Julio.

Tengo todo lo que en algún momento soñé y aún más, puedo dar testimonio de que aquello del “ciento por uno” que Jesús promete en el evangelio es verdad y siempre se cumple. Me siento apabullado y desbordado por la gracia de Dios.

Es cierto que en mi ya larga vida hubo momentos de sufrimiento y de luchas, de tentaciones y caídas, de fracasos y frustraciones. Pero Dios siempre estuvo conmigo,  nunca me dejó solo. Al igual que a Jesús en Getsemaní me mandó ángeles de consuelo en los momentos más difíciles.  Ángeles espirituales… y otros de “carne y hueso”.

Un cumpleaños es también una nueva oportunidad para pedir perdón y para suplicar una conversión más radical para poder servir a Dios, y a los que me ha confiado, con mayor generosidad y con una renovada docilidad al Espíritu Santo en estos tiempos tan difíciles y desafiantes que estamos viviendo.

En este cumpleaños extraño de manera particular a tantos seres queridos, familiares y amigos, que ya se han adelantado al cielo. Gracias porque han marcado mi vida y siguen muy presentes en mi corazón. Me llena de consuelo la firme esperanza del reencuentro.

Comienzo a transitar el nuevo año con muchos proyectos…, pero sobre todo, abierto a la Voluntad de Dios que siempre nos sorprende con sus misteriosos designios. Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias