miércoles, febrero 8, 2023
miércoles, febrero 8, 2023

Crecer desde el deporte: a 81 años del natalicio de Cassius Marcellus Clay

Después llegó Mohamed Ali luchador en el ring, por la igualdad de razas o personas, y la libertad

Casius Clay vence a Sonny Liston (1964)

Cassius Marcellus Clay, fue un político norteamericano apodado «el león del Salón Blanco, que vivió entre 1810 y 1903. Fue un gran  defensor de la emancipación de los negros.  Había nacido en el condado de Madison, en el estado de Kentucky.

En tanto, Cassius Marcellus Clay, Jr.; había nacido también en Kentucky, pero en Louisville, 17 de enero de 1942, fue considerado el mejor boxeador estadounidense de todos los tiempos.

Eran homónimos, ningún parentesco tenían, pero los unía además del nombre el amor por la libertad y la igualdad de trato entre las personas. Los diferenciaba, la raza, el político era blanco y el deportista negro; y la clase social. Ambos fueron millonarios, pero por distintas actividades. Uno como terrateniente y el otro a las trompadas.

Hoy se recuerda que hace 81 años nació el boxeador que dejó una huella desde en el ring y desde el cuadrilátero hacia la sociedad.

Tras ese nombre de nacimiento, él lo cambio por el de Mohamed Alí.

Llega al boxeo por casualidad con tan solo 12 años. Le robaron la bicicleta. Desde entonces quiso aprender cómo defenderse.

Y su carrera como amateur le llevó a lo más alto y le permitió conseguir su primer gran triunfo, la medalla de oro de los semipesados en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

A partir de esa fecha, el éxito es imparable. Cassius Clay se convierte en un personaje mediático y es conocido en el mundo entero, más si cabe cuando en 1964, en Miami, arrebató, en siete rounds, su cinturón al entonces campeón mundial de los pesos pesados, Sonny Liston.

Había nacido el gran boxeador, que cuando tenía 19 años tras salir de una pista patinaje, buscaba alguna chica y encontró a un predicador que hablaba de la palabra de Elijah Muhammad, líder de la Nación del Islam.

El hombre le dio un ejemplar del periódico de la organización religiosa y socio-política y lo atrapó el sentido de igualdad de razas o personas, libertad y comenzó el camino que desembocó en Mohamed Ali.

Después llegaría la renuncia al ejército, la retirada del título y la vuelta al ring.

En 1967, al ser llamado a filas, rehusó ir a combatir en la guerra de Vietnam, y se declaró objetor de conciencia por razones religiosas. La respuesta del Estado fue severa: se le retiró el título, la prensa oficialista le atacó duramente, tachándole de cobarde, y la justicia lo condenó a cinco años de prisión.

Se convirtió en un símbolo pacifista. Los jóvenes le invitaban a hablar en la universidad y los grupos pacifistas organizaron actos para solidarizarse con él. La figura de Alí trascendió de este modo el mundo del boxeo, tanto por su reivindicación de los derechos de la comunidad negra como por su rechazo a la guerra de Vietnam.

Una vez cumplida la condena, volvió al ring y recuperó su título al vencer en 1974 a George Foreman, en un combate que se celebró en Kinshasa (República del Zaire), organizado propagandísticamente por el presidente Mobutu Sese Seko para reafirmar su régimen.

Así se fue haciendo el camino para ser considerado como el Mejor Boxeador de Todos los Tiempos, y ser el único Tricampeón de los Pesos Pesados que ha visto la historia hasta ahora.

Su carrera profesional acabó con un récord de 56 victorias (37 por KO) y 5 derrotas (sólo 1 por KO técnico).

En 1980 disputó su último combate, en el que fue derrotado y desposeído definitivamente del título mundial de los pesos pesados.

Muhammad Ali – Oscar ‘Ringo’ Bonavena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias