lunes, febrero 6, 2023
lunes, febrero 6, 2023

Gabriela Mistral sigue vigente a 66 años de su muerte

Fue la primera mujer iberoamericana en recibir un Premio Nobel de Literatura y única chilena

Nacida en Vicuña, Chile con el nombre de Lucila Godoy Alcayaga el  7 de abril de 1889 y falleció a los 67 años en Nueva York el 10 de enero de 1957, tras padecer un cáncer de páncreas.

Adoptó el sinónimo de Gabriela Mistral cuando decidió dedicarse a la poseía. Además fue diplomática, profesora y pedagoga chilena.

Su reconocimiento le alcanza en escuelas del distrito de Nueve de Julio. Llevan su nombre la primaria Nº 13 de Facundo Quiroga, y la Especial 501, ubicada en Urquiza en Libertad y Robbio.

Por su trabajo poético, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1945. Fue la primera mujer iberoamericana y la segunda persona latinoamericana ​ en recibir un Premio Nobel. Demás está en decir que fue única y sigue siéndolo, de Chile.

Nacida en una familia de recursos modestos, Mistral se desempeñó como profesora en diversas escuelas y se convirtió en una importante pensadora respecto al rol de la educación pública, llegó a participar en la reforma del sistema educacional mexicano.

A partir de la década de 1920, Mistral tuvo una vida itinerante al desempeñarse como cónsul y representante en organismos internacionales en América y Europa.

Como poeta, es una de las figuras más relevantes de la literatura chilena y latinoamericana. Entre sus obras destacan Desolación, Tala y Lagar.​

Un artículo escrito en diciembre de 1927 abogando por los derechos de los niños, pone de relieve su sentido sobre la enseñanza primaria y los valores a considerar.

Resaltaba por entonces:

Derecho a la salud plena, al vigor y a la alegría

Derecho a los oficios y a las profesiones

Derecho a lo mejor de la tradición, a la flor de la tradición, que en los pueblos occidentales es, a mi juicio, el cristianismo

Derecho del niño a la educación maternal

Derecho a la libertad, derecho que el niño tiene desde antes de nacer a las instituciones libres e igualistas.

Derecho del niño sudamericano a nacer bajo legislaciones decorosas

Derecho a la enseñanza secundaria y aparte de la superior.19​

La concepción que tenía sobre la educación fue fundamental en su escritura. Ella siempre se identificó con la mujer que cuida de los niños en el sentido maternal y también educativo, donde recalcó que, por encima del valor formal de la educación escolar, está el sentido de confianza y humanidad que infunde el docente en sus alumnos.​

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias