lunes, noviembre 28, 2022
lunes, noviembre 28, 2022

A 74 años de la Usina Popular que dio origen a la actual Cooperativa Mariano Moreno

Fue creada el 21 de noviembre de 1948 convirtiéndose en la tercer empresa en dar el servicio energético a los vecinos y rápidamente se transformó en cooperativa

Esta fecha intenta recordar a quienes pensaron en un servicio de interés público y dieron paso a la creación de la Usina Popular, antesala de lo que hoy es la cooperativa.

Pero se llega al actual servicio de energía eléctrica, pasando por algunos antecedentes.

La primera usina de energía eléctrica que existió en la ciudad de 9 de Julio, fue instalada en Avda. San Martín y Santa Fe. Por entonces esa Avda. se denominaba Boulevard Buenos Aires, luego pasó a ser entre 1910 y 1950 “Primer Centenario”, hasta que en el año del Centenario del Libertador San Martín adquirió su actual denominación.

Su impulsor fue un comerciante que su vez, fue Concejal y Consejero Escolar llamado  Salvador Velarde, socio del primer concesionario del servicio de energía eléctrica en 9 de Julio, Carlos Nuñez Monasterio.

Ese primer servicio eléctrico fue inaugurado en enero de 1899. Funcionó trece años, ya que en  la esquina de Cardenal Pironio y Tomás Edison se instaló una nueva planta de energía.

Ese edifico, actual Museo y Archivo Histórico Julio de Vedia fue construido entre 1912 y 1913.

Después de intensas gestiones realizadas por el intendente municipal Nicolás H. Robbio, en 1911 le fue acordada la licitación para la construcción de una planta generadora de energía eléctrica a la empresa “A. Parcus y Cía.”, con sede en Buenos Aires.

En marzo de 1912 la Municipalidad había designado a Ciro Contarini asesor técnico para esos trabajos y un par de meses después las tareas marchaban a pleno. El 12 de junio ya estaba en el puerto la primera máquina para la usina, a bordo del vapor “Ebernburg”, y se aguardaban, para finales de mes, el envío de las redes y de las columnas.

La construcción del edificio había sido confiada a Tomás García, de 9 de Julio, quien recibía las directivas del arquitecto Siegerist de la ciudad de Buenos Aires.

El 3 de junio de 1913, las firmas Parcus y Cía. y Duhnkrach, Nellen y Cía., adquirieron la propiedad definitiva de la planta, de su edificio y de la maquinaria, ya instaladas. Las mismas eran,  Eran sistema Diesel y habían sido fabricados en la “Görlitzer Maschinenbau-Anstalt und Eisengiesserei”, Sociedad de Máquinas y Fundición de Hierro. Todo de origen alemán.

El 6 de diciembre de 1913, ante el escribano Horacio Torno, de la Capital Federal, A. Parcus y Cía. y Duhnkrach, Nellen y Cía. transfirieron el contrato, convenido el 3 de junio con la Municipalidad, a la Sociedad Anónima Empresa Eléctrica Nueve de Julio, del poderoso “Grupo Herlitzka”, hecho por el cual, el edificio, pasó a propiedad de esa firma.

Entre los comienzos de 1927 y 1928, la sociedad anónima Empresa Eléctrica Nueve de Julio realizó amplias reformas, en distintas áreas de trabajo, desde las redes conductoras de flujo hasta en el alcance productivo de la planta.

En ese lapso fueron edificadas algunas dependencias que, unidas a las ya existentes, completaron una edificación de 730 metros cuadrados de mampostería. Además fue modificada notablemente la fachada.

En 1932 el edificio pasó a manos de la Compañía de Electricidad del Sud Argentino, perteneciente al grupo ANSEC, quien lo mantuvo hasta fines de la década del 40 ya que la planta dejó de funcionar para dar paso al servicio brindado por la nueva Usina Eléctrica Popular.

Es así como la Usina Eléctrica Popular pone su mojó en Mendoza y Avellaneda el 21 de noviembre de 1948.

La Usina Eléctrica Popular jamás ocupó ese edificio, pues construyó su planta en el actual predio de la Cooperativa de Servicios Mariano Moreno.

Cuando, en la década de 1950, el edificio de Cardenal Pironio y Tomás Cosentino fue dejado por la Compañía de Electricidad del Sud Argentino, el mismo quedó al cuidado de Obras Sanitaria provincial. Paulatinamente, el mismo se fue conviertiendo en un depósito y sin manteniendo se fue deteriorando.

Todo ello, hasta que el Concejo Deliberante de 9 de Julio, por Ordenanza Nº 4197, sancionada el 19 de marzo de 2004 y promulgada el 25 de marzo de 2004, declaró al edificio como “Monumento Histórico”. Durante la gestión del intendente Martín Callegaro se comenzaron los trabajos de restauración del edificio. El proyecto original buscaba destinarlo al mismo Concejo Deliberante, para su uso como sala de sesiones y dependencias administrativas.

Durante la gestión del intendente Walter Battistella se prosiguió con la tarea de refacción y recuperación de las instalaciones, labor que concluyó el actual intendente Mariano Barroso.

A 74 años de aquel suceso trascendente, para el desarrollo energético de la ciudad de 9 de Julio, comenzó a desarrollarse otra empresa de servicios.

La Usina Popular funcionó un año, ya que el 26 de Noviembre de 1949 se transformó en la Cooperativa Eléctrica Mariano Moreno Ltda. Que brinda en la actualidad, a sus asociados el Servicio de Energía Eléctrica, sumándose con el transcurso de los años otros que han ido haciendo de la Cooperativa una empresa diversa y pujante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias