martes, septiembre 27, 2022
martes, septiembre 27, 2022

Carlitos Bala deja un recuerdo de humor imborrable a lo largo de una larga carrera como artista único

Esta mañana a los 97 años, cumplidos el pasado 13 de agosto, se conoció el deceso de quien dejara en los niños... 'Que gusto tiene la sal...' o ‘Un kilo y dos pancitos’, entre otros

Nacido en Buenos Aires el 13 de agosto de 1925, como Carlos Salim Balaá Boglich, hijo de padre Libanés y madre Croata, hacía chistes a sus pasajeros cuando comenzó como colectivero para romper la timidez. Su hermana menor lo alentaba a ser actor ya que le veía condiciones.

Con más de medio siglo de trayectoria artística, en su mayoría dedicada al show infantil, ha realizado espectáculos en radio, televisión, cine, circo, y teatro. Sus comienzos fueron en la radio y luego en televisión en La revista dislocada, junto a Délfor Dicásolo. Formó parte del trío Balá, Marchesini y Locatti.

Anoche, Carlitos Bala había siendo internado y atendido en el Sanatorio Güemes.

Fue un humorista que atravesó generaciones, de perfil querible, simpático, afectuoso y siempre con una gesto amable hacia los niños, a los cuales cautivaba rápidamente.

Su humor era educativo y entretenido. Había hacía satiras sobre lo obvio, cuando preguntaba en sus shows ‘Que gusto tiene la sal…’

Además, su estilo combinaba la picardía con el humor más inteligente de todos: el absurdo. Ingenuo y creativo, encontró la forma de sacarle una sonrisa a millones. Incluso, logró que latiguillos suyos como “¿un gestito de idea?” y “un kilo y dos pancitos” se volvieran de uso cotidiano en nuestro país.

Durante toda su vida tuvo éxito, hizo reír desde sus primeras incursiones.

Escribieron para él Gerardo Sofovich (Balamicina), Abel Santa Cruz (El soldado Balá), Aldo Cammarota (El flequillo de Balá), Mesa, Basurto y Garaycochea (El clan Balá) y muchas otras firmas de renombre a lo largo de su extensa trayectoria. Hizo Balabasadas en el programa Sábados Circulares de Nicolás Mancera y tuvo su propio circo (El circo mágico de Carlitos Balá). Mientras tanto, comenzó su filmografía.

A partir de Canuto Cañete, conscripto del siete, que tuvo diferentes versiones, participó en 18 películas: El tío disparate, Esto es alegría y Qué linda es mi familia, entre otros.

Carlitos Balá, fue un animador infantil muy querido a lo largo de todo el país.

Carlitos Balá es uno de los artistas más queridos del público y especialmente los nenes de unas cuantas décadas. Inventó el “chupetómetro”, una especie de construcción donde se invitaba a los chicos a abandonar el chupete. Sus frases son marcas registradas del humor nacional y muchos las usan en cualquier oportunidad. Otras “Mamá ¿cuándo nos vamo’?”; “Más rápido que un bombero”; y “Sumbudrule”.

Estas frases y muchas más están incluidas en el libro Aquí llegó Balá: la fabulósica vida de Carlitos, donde se cuenta su vida, infancia, juventud y su consagración como artista popular.

Carlitos Bala desde este viernes da alegría en el Cielo. Que descanse en paz!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias