jueves, julio 7, 2022
jueves, julio 7, 2022

Se desarrollaron los actos por el 212° aniversario de la Revolución de Mayo en Facundo Quiroga

Con la presencia del Intendente Municipal, Mariano Barroso

Como estaba previsto, con motivo de la conmemoración del 212 aniversario de la Revolución de Mayo, se desarrollaron en la mañana de hoy, en la Escuela Secundaria  Nro. 11 de Facundo Quiroga los actos conmemorativos oficiales, los que contaron con la presencia del Intendente Municipal de Nueve de Julio, Mariano Barroso; a quien acompañaron funcionarios de Gabinete, encabezados por el secretario de Gobierno, Víctor Altare;  autoridades del H. Concejo Deliberante, el Consejo Escolar; autoridades educativas presididas por la Inspectora jefe Distrital, Leonor Capriroli, y  la Inspectora de Nivel Secundario, Claudia Apella; docentes, alumnos y vecinos de la comunidad.

Tras la presentación de las Banderas de Ceremonia y la entonación de las estrofas del Himno Nacional, se dio inicio al acto con los conceptos de la Inspectora de Nivel Secundario, Claudia Apella; tras lo cual se dirigió a los presentes el Intendente Municipal, Mariano Barroso.

Luego de sus palabras, distintos números artísticos preparados por docentes y alumnos del establecimiento dieron marco a una colorida celebración.

Palabras del Intendente Municipal Mariano Barroso:

En primer lugar quiero agradecerles por acompañarnos en este día tan especial: el 25 de mayo es  un día digno de celebrar, de recordar, para tener siempre presente esas historias que forman la esencia y el corazón de lo que nos identifica como argentinos. Porque estamos reunidos celebrando nada menos que un nuevo aniversario del nacimiento de la Nación Argentina, que se proclamaba independiente del Reino de España un día como hoy, un 25 de mayo de 1810.

Pero las grandes gestas siempre implican esfuerzo, constancia, sacrificios y la fundación de esta nueva nación no fue la excepción, ni se llevó a cabo de un día para el otro.

Si bien es cierto que culminó un proceso histórico el 25 de mayo, ese mismo día comenzó otro, que llevó muchos años de enfrentamientos y luchas para que por fin la Nación sea una y, fortalecida, pueda desarrollarse.

Desde ese día, y en casi todos los momentos cruciales de nuestra historia, tuvimos que enfrentar divisiones, sobreponernos a la frustración y volver a empezar. La revolución misma fue acompañada por muchos criollos, pero también hubo quienes no estaban de acuerdo y querían mantener la dependencia de España.

Siempre existieron para las grandes causas los obstáculos, las derrotas, las opiniones contrapuestas, los desencuentros, la falta de compromiso.

Pero por otro lado, también estuvieron los líderes de aquel mayo que, como siempre digo y resalto, arriesgaron su fortuna y su vida por una causa tan noble como ser libres y darnos nuestro propio gobierno. Como decía, hubo líderes y muchos vecinos que sí acompañaron y estuvieron dispuestos a sobreponerse a los debates, a los enfrentamientos, a las luchas, y estuvieron predispuestos a consensuar, o a pelear codo a codo. Convencidos de que era hora de avanzar y hacer un país basado en las reglas de las nuevas repúblicas que surgían en el mundo.

Pero vayamos a lo esencial, repasemos algunos puntos de lo que conceptualmente es una República, algo que hoy nos resulta familiar, pero que en aquel entonces era una novedad. Una República implica derechos para los ciudadanos, igualdad ante la ley, la periodicidad de los cargos públicos que determina que los gobernantes no deben perpetuarse en el poder, la publicidad de los actos de gobierno, etc.

Estas características podemos ver que lamentablemente durante muchos años no se respetaron en nuestro país, aun en años de democracia. Por eso la construcción de la república sigue siendo un trabajo de todos los días, y una deuda que tenemos con nuestro pasado glorioso, pero sobre todo una deuda que debemos saldar definitivamente para generar un futuro mejor.

Sabemos que la mayoría de los argentinos defienden y quieren una república fortalecida, pero siempre vamos a encontrar quienes se opongan y que con ideas que carecen de ejemplos exitosos en todo el mundo, la intenten perjudicar.

Por eso me gusta tomar el ejemplo del General Manuel Belgrano, que aun siendo derrotado militarmente en Paraguay, retornó a nuestra tierra sembrando a su paso la semilla de la revolución: no debemos rendirnos ni perder las esperanzas de tener una gran república. Aun frente a cualquier adversidad circunstancial, debemos saber que podemos volver a ser una gran Nación, siempre que cada uno haga su parte y que, como Belgrano, siembre cada día esa semilla de la libertad.

Podemos lograrlo, porque tenemos una fuerza y una convicción como Nación que heredamos de esos grandes hombres de mayo, que desde la lejanía de los libros de historia nos guían y nos inspiran a dar lo mejor de nosotros para construir un mejor futuro.

TE – DEUM

En tanto, mañana, miércoles 25 de Mayo, se realizará el tradicional Te Deum – en la  Iglesia Catedral “Santo Domingo de Guzmán”, a las 10 hs.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias