viernes, diciembre 2, 2022
viernes, diciembre 2, 2022

Malvinas unió a la sociedad y separó a los ex-soldados

Escribe Ramiro Parra

La madre de una familia numerosa había enseñado a sus hijos, a ayudar con las actividades de la casa. Después de cada almuerzo las mismas se dividían e iban desde recoger la mesa, lavar platos, vasos, ollas entre otros enceres, barrer y hasta lavar los pisos del comedor.

Algunos hacían tareas más pesadas que otros, por edad o como les alcanzaba, pero todos eran parte de las labores.

Cierto domingo, la madre y el padre decidieron hacer un regalo a cada uno. Es decir, un reconocimiento a sus hijos por esa rutina. Mientras la mayoría sonreía, algunos protestaron – los que habían realizado labores más exigidas – por entender que a ellos le correspondía el galardón. Los padres explicaron que todos estuvieron involucrados y que había ayuda y cooperación mutua. Era una labor de hermandad, camaradería y afianzaba el vínculo familiar. No daba para críticas.

Es decir, la bandera de la familia los cobijaba.

A 40 años de la gesta de Malvinas, donde todos los soldados que fueron a la guerra con distintos roles no se ponen de acuerdo en el reconocimiento. Los une la celeste y blanco, pero las diferencias de tareas asumidas, en relación a las localizaciones, separa a unos de otros. En tanto, el pueblo, después de mucho peregrinar hoy los reconoce y valora, a todos juntos. No hace distingos.

Mientras los que estuvieron en los combates en las mismas islas, entienden que a ellos les alcanzan los méritos, y que los de la logística, de envío de armas, municiones, abastecimiento a aviones y demás, ubicados en otras posiciones del conflicto, nada tienen que reclamar.

Todos estaban bajo el alcance del Decreto que dio nacimiento al Teatro de Operaciones del Atlántico Sur – TOAS -. Sin embargo, la diferencia es a todo o nada, sin medir que los extremos distancian y en la causa Malvinas, todos están ubicados en el corazón de la bandera, independientemente del riesgo, mediato o inmediato. Y en consecuencia también son exsoldados de Malvinas.

Pasaron cuatro décadas y todavía, un grupo de exsoldados de Malvinas esperan ser reconocidos.

Que a 40 años de la gesta que une a la sociedad, en reclamos de soberanía y reconocimiento internacional, donde Malvinas, no hay dudas que es parte del territorio nacional, hombres que lucharon, que sufrieron, que fueron despreciados, descalificados, algunos hasta ya no están por muerte natural y otros por haber decido terminar con su vida, merecen tenderse un puente de reflexión y comprensión y aceptar que no pueden vivir bajo la misma bandera, deben convivir bajo la celeste y blanco y en hermandad soberana.

Que a las Bodas de Oro se llegue en unidad y confraternidad!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias