viernes, mayo 27, 2022
viernes, mayo 27, 2022

A 45 años de su muerte la obra de Quinquela Martín sigue vigente

Hace tres meses una compilación de trabajos que guarda se presentaron en Buenos Aires, en pandemia

Benito Quinquela Martín, es el más emblemático pintor de La Boca, y aflora ese reconocimiento al cumplirse este viernes el 45 aniversario de su muerte.

En su época pasaron por su casa, artistas, poetas, dramaturgos, músicos, periodistas, políticos, diplomáticos, presidentes y vecinos, y encontraban la puerta siempre abierta. A este ciudadano ilustre, afable y generoso, le dejaban como ofrendas poesías, dibujos y canciones. Él los guardaba como tesoros.

Todo ello fue prolijamente guardado y se presentó en octubre del año pasado en La Noche de los Museos en CABA. Lo hizo el poeta y periodista Rodolfo Edwards. Archivos Quinquelianos. Los poetas de Quinquela. Fue en la terraza del museo de La Boca, donde el artista vivió y pintó.

A tres meses de aquel episodio, Marta Sacco, poeta y comunicadora, que había descubierto estos tesoros hace casi diez años, cuando trabajaba en el museo, recordaba que “Investigué lo que pude en el archivo y supe que ese material merecía una lectura profunda y ser publicado”.

cuenta. Llevó un tiempo, pero finalmente esta semana el libro salió de imprenta. “Supo llenar de sentido la palabra comunidad”, dice Víctor Fernández, director del museo y pintor boquense, que destaca lo convocante de la figura de Quinquela y lo variopinto de quienes lo rodeaban. “Los poemas parecen inspirados en un símbolo más que en una persona. Era el espejo de los mejores sueños compartidos”, agrega.

Quinquela Martín, que miró la vida hacia adelante, con esperanza y gratitud hacia quienes lo educaron y estimularon para que sea una persona de bien, jamás renegó de no saber de sus orígenes. Era un niño abandonado y un matrimonio le dio un hogar. Sus primeros siete años los vivió en la Casa de Niños Expósitos hasta que fue adoptado por la familia Chinchella, dueños de una carbonería en La Boca. Se recuerda que cuando lo dejaron en la puerta de la Casa de Niños Expósitas fue con una nota que decía “Este niño ha sido bautizado con el nombre de Benito Juan Martín”.

Quinquela Martín había fundado una peña en el Café Tortoni, Agrupación de Gente de Artes y Letras, que funcionó en la bodega del bar de Avenida Mayo entre 1926 y 1943. “Después llegaría el tiempo de los banquetes en el taller de La Boca, donde se otorgaba la Orden del Tornillo, galardón que distinguía a los que se salían de la norma, a los que le faltaba un tornillo”.

Sonetos, cuartetas, coplas, letras de tango. Cerca de mil manuscritos en pedazos de papel, en servilletas, mecanografiados o recortados de diarios, resistieron el paso del tiempo, fueron presentados hace tres meses, y se preservan ya que fueron digitalizados. De ese montón, se rescataron unos sesenta para el libro. En todos se lee la adoración que provocaba esa figura que fue legendaria en su tiempo.

Un 28 de enero de 1977, Quinquela Martín, falleció, pero por su obra y su conducta de hombre nombre y de bien, sigue siendo el pintor de puertos por el realce que le do a la Boca y a sus trabajos y continúa como el pintor más popular del país.

Había nacido el 1° de marzo de 1.890.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias