jueves, diciembre 2, 2021

Un matemático rumano gano 14 veces la Lotería

Ideó un método numérico de combinaciones que le dio resultado haciendo las combinaciones de probabilidades y ahora vive en una isla disfrutando de su buena fortuna

El matemático rumano Stefan Mandel ha ganado la lotería de varios países hasta en 14 ocasiones, luego de haber ideado un método numérico contemplando las probabilidades que el azar le podía dar buena fortuna. Y se la dio en varios países entre ellos, Estados Unidos y ahora vive en una isla disfrutando de su buena fortuna.

Además de matemático es economista y mientras trabajaba en su país natal, asesorando a empresarios y emprendedores diseñó una fórmula tras muchos cálculos, teniendo como referencia las combinaciones de operaciones matemáticas que podían predecir cinco de los seis números ganadores sobre un total de 40 opciones.

Es así como creó un “algoritmo de elección de números” basado en un método que llamó “condensación combinatoria”. A través de este algoritmo, Stefan Mandel afirmó ser capaz de predecir 5 de los 6 números de la lotería que jugó, reduciendo el número de combinaciones posibles de millones a miles.

Como resultado, creó un programa informático que simplificó todo el proceso.

Pero no se quedó ahí: decidió además ponerla a prueba junto a tres amigos que también participaron del sorteo. El matemático aspiraba a obtener un segundo premio, que sólo requería cinco aciertos, pero para su sorpresa, los cuatro se llevaron el primer premio.

En la década del ’80, viajó a Australia para intentar ganar la lotería allí, también con su fórmula. Pero al tratarse de un sistema distinto, tuvo que desarrollar otro mecanismo: conseguir el mayor número de boletos posibles, todos con combinaciones distintas.

Así, sus probabilidades aumentaron, y su método resultó más que exitoso, ya que consiguió hacerse con 12 premios del sorteo durante las veces que probó. Con las ganancias, Mandel decidió emprender un fondo de inversión legal empleado en una labor: trabajar con su fórmula para ganar la lotería y repartir los beneficios.

Para Mandel, era clave hacerse con el número posible de combinaciones que podía tener el sorteo. Para una lotería donde hay que elegir seis números acertantes entre las cifras 1 y 40, los posibles resultados son un total de 3.838.380 combinaciones, para lo que Mandel se aseguró de probar suerte en sorteos en los que el premio fuese tres veces mayor que el número de combinaciones posible.

Pronto, obtuvo el interés de sus conocidos que, junto a los beneficios de su empresa, se invertía para acumular dinero para la compra del abanico de posibles cifras en distintas casas de apuestas. Una vez cobrado el premio, lo repartía entre todos los que habían colaborado.

También probó suerte en Estados Unidos donde se llevó varios premios que le reportaron unos US$ 30.000.000.

Llegó en 1992, a Virginia, EE. UU. Además de ganar el premio mayor, ganó seis segundos premios más, 132 terceros premios y miles de premios más pequeños.

Esto provocó que fuera investigado por la CIA y el FBI. Durante más de cuatro años de investigación, las autoridades descubrieron que técnicamente Mandel no había violado ninguna regla.

Luego de permanecer algunos años en Israel y Londres, en el 2004, algunos de sus inversores lo denunciaron por estafa y fue condenado a diez meses de prisión y una multa de casi US$ 30.000, ya que él y su compañero no revelaron a sus inversores las verdaderas posibilidades de ganar.

Ahora el matemático y economista vive en Vanuatu, un archipiélago de islas del Pacífico donde disfruta de su buena fortuna.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias