domingo, agosto 1, 2021

Preparación diocesana de la Asamblea eclesial para Latinoamérica y el Caribe

El desafío de caminar juntos como mensaje hacia el tercer milenio, estrechando vínculos de solidaridad

Caminar juntos -sinodalidad- es lo que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio. Dicha expresión del Papa Francisco resume el motivo y lo tratado en el encuentro de preparación de la Asamblea eclesial de Latinoamérica y el Caribe, este lunes 19 de julio, vía zoom.

El obispo diocesano Ariel Torrado Mosconi convocó a laicos, religiosos, diáconos, particularmente a los integrantes de los consejos parroquiales de pastoral junto a los sacerdotes, para comenzar a preparar la Asamblea eclesial para Latinoamérica y el Caribe.

El padre Mariano Cortés -designado asimismo para representar y acompañar este proceso en nuestra diócesis- tuvo a su cargo la oración inicial y la coordinación de la reunión. Luego de las palabras de bienvenida de monseñor Torrado Mosconi, el arzobispo metropolitano de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, expuso acerca de los motivos, fundamentos y razones de la convocatoria de esta asamblea eclesial continental.

Partiendo de la eclesiología del Concilio Vaticano, pudo de relieve la igual dignidad de todos los bautizados que conforman el pueblo de Dios. Allí reside la motivación más profunda para consultar y tener en cuenta la fe, la experiencia, la opinión y aportes de todo bautizado a la comunidad y su misión.

Luego profundizó y explicó el contenido, sentido y alcance del término “sínodo/sinodalidad”. Etimológicamente significa “caminar juntos”, relacionándola y refiriéndola a la comunión, participación y misión del conjunto de la vida eclesial y la evangelización.

Al finalizar monseñor Torrado Mosconi, subrayó un concepto vertido por monseñor Scheinig, acerca examinar el estado de la unidad hacia dentro mismo de la comunidad eclesial aún antes de ser críticos con las divisiones del mundo y la sociedad. En ese sentido, destacó la importancia de construir cada día la comunión y tender constantemente puentes. Luego llamó reavivar la esperanza que supera el desaliento, la asedia y el desencanto, caminando en comunión, convirtiéndose pastoralmente con el horizonte puesto siempre en la evangelización.

Asimismo, convocó a comenzar ya la conformación de los Consejos pastorales, sugiriendo empezar con los mismos participantes de esta reunión.

El padre Mariano dio lugar a un intercambio de preguntas, respuestas, sugerencias y opiniones sobre el tema. Finalmente indicó la forma de comenzar también a participar en el proceso sinodal en su primera etapa de escucha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias