Se advierte sobre el Hantavirus

La Secretaría de Salud de la Municipalidad de Nueve de Julio, a través del Ministerio de Salud de la Provincia y la Dirección Provincial de Epidemiología recomiendan a los efectores de salud intensificar la
vigilancia para la detección oportuna de los casos de Hantavirus y su respectiva notificación.

Cabe destacar que todos los años se registran entre 20 y 25 casos en una amplia zona endémica de la
Provincia, esto varía en años de intensas lluvias e inviernos benignos respecto al frío y puede duplicarse.

El problema más importante no es la incidencia anual sino la letalidad de los casos que puede superar el 30%.

La identificación temprana de los casos permite mejorar las posibilidades de sobrevida, a través de la aplicación oportuna de medidas de apoyo.

DESCRIPCIÓN:

El Hantavirus es una enfermedad zoonótica aguda, que se presenta con fiebre, m algias y trastornos gastrointestinales, seguida del inicio repentino de insuficiencia respiratoria e hipotensión que puede llevar a la muerte.

Agente: Se han identificado varios virus hanta. La cepa que ocasiona la enfermedad en Argentina y Chile es el virus Andes. El principal reservorio es un roedor del género Peromiscus.

Transmisión: Los hantavirus infectan crónicamente a diferentes especies de roedores. Se transmite al hombre por inhalación de aerosoles o por heridas en piel o mucosa.

La transmisión de persona a persona sólo se documentó una vez en Argentina.

RECOMENDACIONES PARA LA POBLACIÓN

• Desmalezar y mantener el pasto corto, en un perímetro de 30 metros alrededor de la vivienda. Se
recomienda desratizar el perímetro de la vivienda 7 días antes de desmalezar el perímetro para evitar
migraciones de roedores al interior de esta. También se debe disponer la basura en tarros debidamente
cerrados.
• Mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua. Si no es potable, siempre utilizarla
hervida.
• Mantener bodegas (granos, leña, paja, herramientas, etc.) a no menos de 30 metros de la vivienda y
bien ventiladas. Transitar por senderos o caminos habilitados. No internarse en lugares con vegetación
abundante. Evitar recolectar frutas silvestres o leña.
• Acampar en lugares abiertos, donde no existan evidencias de roedores. Siempre ir a camping
autorizados.
• Aplicar medidas de control de roedores dentro de campamentos (forestales, agrícolas, etc.)
• Utilizar carpas con piso y enteramente selladas. Limpiar el área donde se desea acampar.
• Sellar con materiales resistentes (acero, cemento, etc.) todas las aberturas por donde puedan ingresar
roedores.
• Eliminación de elementos en desuso, que puedan servir como refugio a los roedores.
• Realizar adecuada disposición de basura, en recipientes cerrados con tapa.
• Mantener alimentos almacenados en envases herméticos
• No dejar restos de alimentos, incluidos los de mascotas, al alcance de los roedores. Lavar en forma
inmediata lo utilizado y disponer los residuos correctamente en tarros de basura.
• Previo al ingreso de lugares que han permanecido cerrados, se recomienda ventilar por 30 minutos,
abriendo puertas y ventanas. Posterior a esto rociar con solución de cloro para evitar la formación de
aerosoles.
• Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para roedores todo el
perímetro de la vivienda.