El obispo Ariel Torrado Mosconi destacó que ‘en el camino de la Cruz, estamos acompañados por Jesús’

En el paseo abierto del Vía Crucis, ubicado en la Avdas. Perón y Mitre de Nueve de julio, el Obispo de la Diócesis Santo domingo de Guzmán, monseñor Ariel Torrado Mosconi encabezó el Camino de la Cruz, donde este Viernes Santo se recuerda la manera en que murió Jesús.

Antes de poner en marcha las estaciones o vía dolorosa por las cuales Cristo pasó sus últimas horas en la tierra, Torrado Mosconi destacó que ‘en el camino de la Cruz, estamos acompañados por Jesús’, en mensaje esperanzador ante el calvario de cada persona.

Luego, comenzó el recorrido grupal que se fue desarrollando en el paseo público, deteniéndose en cada estación y rezando una oración en cada una, una lectura de algún pasaje del evangelio.

En síntesis, este fue el peregrinar de la recordación:

Primera estación: Jesús es condenado a muerte.

Segunda estación: Jesús carga la cruz

Tercera estación: Jesús cae por primera vez.

Cuarta estación: Jesús encuentra a su madre María.

Quinta estación: Simón el Cirineo ayuda a Jesús a llevar la cruz.

Sexta estación: Verónica limpia el rostro de Jesús.

Séptima estación: Jesús cae por segunda vez.

Octava estación: Jesús consuela a las mujeres que lloran por él.

Novena estación: Jesús cae por tercera vez.

Décima estación: Jesús es despojado de sus vestiduras.

Undécima estación: Jesús es clavado en la cruz.

Duodécima estación: Jesús muere en la cruz.

Decimotercera estación: Jesús es bajado de la cruz y puesto en los brazos de su madre María.

Decimocuarta estación: Jesús es sepultado.

Decimoquinta estación: Jesús resucita al tercer día de ser crucificado.

Al finalizar, monseñor Ariel impartió la bendición y se dirigió a los fieles, tanto a los que participaron presencialmente como a cuantos accedieron por medios virtuales, diciendo: “Hemos seguido los pasos de Jesús llevando su cruz y Él ha tomado la nuestra. No estamos solos en nuestros sufrimientos, Dios camina con cada uno y con todo su Pueblo santo alivianando nuestra carga y conduciéndonos a la vida” concluyó.