jueves, octubre 28, 2021

La Avda. Compairé recuerda a un sacerdote que falleció hace 108 años

Se llamaba Félix, había llegado a nuestro país tras ordenarse en España, su tierra natal y sus restos están en la entrada del cementerio nuevejuliense

Félix Compairé fue un sacerdote que llegó a Argentina desde España, donde se había ordenado.

Desde 1960, una Avenida de Nueve de julio, lleva su nombre como ‘Compairé’ a secas. No es la primera calle nuevejuliense que tiene el apellido a secas lo que dificulta saber a quien responde ese apellido y sus motivos. Un cuidado que catastro y señalización tendrá que guardar ya que las Ordenanzas refieren la historia al darles las denominaciones.

Su nombre responde a un presbítero que había nacido en Jaca, provincia de Huesca, España, hijo de Félix Compairé y de Pilar Jarne.

Su vida es significativa.

Contaba 13 años, cuando ingresó al Seminario Conciliar de Jaca, donde habría de cursar cuatro años de Latín y Humanidades, tres de Filosofía y cuatro de Teología. Más tarde, entre 1891 y 1893 estudió Teología, los años restantes, en el Seminario de Lérida.

Ordenado sacerdote, el 30 de mayo de 1896, pronto le fueron confiadas importantes tareas ministeriales.
Fue designado coadjutor de la parroquia de Ruesta, hasta el 24 de octubre de 1897 en que tuvo destino como regente de la de Aciu.

Entre febrero de 1898 y septiembre siguiente, debió ocupar la regencia de Abay.

A fines de 1899, por razones familiares, emigró a nuestro país.

Por entonces, pasó a residir en la Diócesis de La Plata, donde se le encomendaron, primero, la tenencia en la parroquia de San Martín, desde febrero hasta mayo de 1900; luego, en Baradero, hasta febrero de 1901; y, por último, en Exaltación de la Cruz, como cura vicario, por lapso de tres años.

El 23 de abril de 1904, el obispo de La Plata, monseñor Juan Nepomuceno Terrero, le otorgó el título de “Cura Vicario de 9 de Julio”, arribando a esta ciudad, al día siguiente de su designación.

Entre sus funciones cuidó de la asistencia de los enfermos y los menesterosos, además, de la administración y el cuidado de su parroquia.

En ese sentido en el templo parroquial se realizaron importantes refacciones edilicias.

Trabajó, denodadamente, con el objeto de instalar un colegio confesional. Fue así como en 1910, logró fundar el Colegio Jesús Sacramentado, su obra más encumbrada.

Además, preocupado por los avances y el progreso social, fue durante algunos períodos secretario de la Sociedad Española de Socorros Mutuos.

En el ejercicio de su ministerio y en plana tarea, se enfermó gravemente.

En la madrugada del 17 de marzo de 1913, el padre Félix Compairé, falleció en Nueve de Julio.

Sus restos descansan en la capilla del Cementerio, instalada a la derecha de su entrada principal o pórtico.

Diariamente en Nueve de Julio miles de personas recorren la Avenida que lleva su apellido sin saber que responde a al sacerdote que fundó el Colegio de Hermanas frente a la plaza Belgrano y hoy hace 108 años de su muerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias