miércoles, octubre 27, 2021

A 30 años de las muertes de Turón Barrere y su familia

Vivían en el campo y aparecieron sin vida tras contar que un avión 'tiro un cargamento' en su campo

Peritos forenses dieron cuenta que el sábado 9 de febrero de 1991 fue asesinada la familia Turon Barrere, en la zona rural de El Tejar. Días posteriores, allegados y vecinos mencionaban que hacía días que nada sabían sobre Nicolás Turon Barrere, productor rural de 66 años, su esposa, Edith Catalina Buscaglia de 54 años y Nicolás Turon Barrere, hijo de ambos de 10 años.

Ante este suceso, el 13 de febrero del año 1991 fue denunciada la desaparición de los nombrados. Sorprendía que la casa estuviese abierta y sus integrantes hubiesen desaparecido ‘como por arte de magia’.

Tampoco fue encontrada la camioneta Ford Ranchero, que poseía la familia. Empezaba la preocupación y la primera conjetura fue que se trataba de ‘un secuestro’.

Desde entonces comenzó una búsqueda por la ruta 70 alcanzando Facundo Quiroga y Ramón J. Neild. Además de policía, bomberos se sumaron en la búsqueda de aquel caluroso verano.

Otro sábado, pero del 16 de ese mes y año, aparecieron los cuerpos sin vida en un zanjón sin agua en cercanías de Neild.

Los hechos narrados eran contados desde LT33 la emisora de Amplitud Modulada de Nueve de Julio.

Las tres personas encontradas presentaban impactos de bala. Eran de escopeta.

En marcha, una investigación llevó a tres sospechosos al calabozo de la Comisaría de Nueve de Julio, Peralta, Scolari y Coquiz.

La investigación popular de entonces, fue señalando que una avioneta volando campos bajos, arrojó una caja que se depositó en el predio de los Turón Barrere cuando el destinatario era el de su lindero. Se afirmaba que a las horas de lo sucedido, lo había contado Nicolás, con lujos de detalles al persona de una firma de su confianza de remates ferias ubicada frente a plaza Belgrano, en Yrigoyen 977, ya que concurría con fines comerciales. Era un escritorio importante de comercialización de vacunos, que ya no está en el mercado. Relató todo lo que le llamó la atención.

En tanto, posteriormente, desde la causa judicial, se hacía referencia que un auto antiguo bien mantenido y brilloso – conforme testigos – rondaba la zona en la mañana de ese sábado 9 de febrero y que había ingresado al campo. Los ojos se ponían en el convecino, luego detenido Peralta, ya que uno de su propiedad coincidía con la descripción.

Cuando apareció el dueño de casa, ante la visita, se le pidió un vaso de agua. Al disponerse a complacer la demanda, un escopetazo dejó en el piso a Nicolás Turón Barrere. El estampido alertó a la mujer que rápidamente salió al patio de la casa rural. Sin mediar palabra, otro disparo dejó quieta a Edith ‘Pelusa’ Buscaglia, al lado de su esposo. Tras ello, salió por la misma puerta que lo habían hechos sus padres, también alarmado por los ruidos, un niño de 10 años, preguntando que pasaba. Un tercer escopetazo terminaba con la juvenil vida de Nicolás hijo.

Esa misma investigación daba cuenta que el móvil del triple crimen había estado relacionado con un robo.

Sin embargo, desde distintos sectores existieron muchas dudas por las características de un caso tan aberrante como impensado e inexplicable.

En ese contexto, uno de los detenidos, terminó con sus días en el calabozo de la comisaría de Nueve de Julio. Se ahorcó, se comunicó por entonces, oficialmente. Los otros dos tuvieron condenas temporarias que ya se cumplieron. El juicio oral se hizo en Mercedes.

A 30 años de aquel hecho impactante, se lo sigue recordando. La familia Turón Barrere, aún espera la verdadera justicia para esas tres vidas.

Un aporte curioso. La historia cuenta que Pedro Turón Barrere, con raíces en el sur de Francia – Lucq de Bearn, cantón de Moneim – en zona de los Pirineos (límite con España), se casó con Nicolasa Andrada, joven muy bella, el 9 de febrero del año 1901. Nicolás, era el menor de los hijos, de esa numerosa familia, y Nicolasito, el benjamín de una gran prole. A estos descendientes les arrancaron sus vidas, un 9 de febrero, igual día donde se daba nacimiento a esa célula esencial que les enseñó las primeras palabras, pasos, afectos e historias de sus raíces y amor al trabajo y respeto a las personas. A 90 años, de esta triste historia, nacía el tronco central de la familia Turón Barrere en Argentina con localización en Carlos María Naón y luego El Tejar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias