ABSA guarda silencio a un reclamo vecinal

Compartir

Desde hace varias semanas vecinos de Gardel y Levalle, reclaman para que se de solución a un desborde de líquidos cloacales que en el cruce de las calles, con olores nauseabundos, contaminación ambiental y peligro en la circulación, ya que las cubiertas de las ruedas de cualquier vehículo puede resbalar con consecuencias impensadas.

Lo más sorprendente de los reclamantes de la solución está dada en que ABSA no da respuesta a sus mensajes. Es más, directamente no está respondiendo a los usuarios del servicio que brindan.

Los vecinos adelantaron que de no tener solución en las próximas horas elevarán una nota al Municipio para que interceda y un mensaje igual harán llegar a la Defensoría del Pueblo de la provincia.