A 194 años del nacimiento de Carlos Guido y Spano

Compartir

Hijo del general Tomás Guido, militar de las guerras de la independencia y amigo de José de San Martín y de María del Pilar Spano y Ceballos, chilena nacida en Concepción, fue Carlos Rufino Pedro Ángel Luis Guido Spano, más conocido como Carlos Guido Spano, nacido el 19 de enero de 1.827.

Su padre había hecho expresa su voluntad de ser enterrado bajo las piedras de su querida cordillera de los Andes, por lo que —para poder enterrarlo en Buenos Aires— Guido hizo traer piedras 1200 km desde la cordillera para construir con sus propias manos el sepulcro de su padre.

Previo a ello, en 1864, Carlos Guido Spano publicó que su padre había sido el verdadero autor (y no San Martín) del plan de cruzar la cordillera de los Andes, tomar Chile a los españoles y atacar desde el mar la base militar española en Lima, Perú. Ese mensaje provocó revuelo en la sociedad de Buenos Aires, que no creyeron en el mismo, reconociendo la amistad entre San Martín y su papá.

Plasmó sus poemas en dos obras: Hojas al viento publicado en 1871 donde recopiló sus poemas desde 1854;  y Ecos lejanos en 1895.

Fue reconocido su poema Trova, habiendo trascendido a punto tal de haber sido repetido con ligeros cambios:

He nacido en Buenos Aires.
¡Qué me importan los desaires
con que me trate la suerte!
Argentino hasta la muerte,
he nacido en Buenos Aires.
Además, incursionó en la prosa en 1879, con la edición de Ráfagas, obra que contiene críticas literarias y de la sociedad y personajes de su época, así como referencias autobiográficas.

Durante su vida ocupó varios cargos oficiales: director del Archivo General de la Nación y vocal del Consejo Nacional de Educación. Fue cofundador de la Sociedad Protectora de Animales el 26 de noviembre de 1879.

Fue un fuerte opositor a la Guerra contra Paraguay que se libró entre 1865 y 1870. La historia recuerda que el 15 de abril de 1866, publicó un folleto de 114 páginas a través del cual fundamentó su rechazo a la misma. Tuvo el acompañamiento de José Hernández y de Juan Bautista Alberdi. Bartolomé Mitre, quien curiosamente muriera el 19 de enero de 1.906, por esa publicación, lo puso preso el 26 de julio de ese año 1866.

Falleció en Buenos Aires el 25 de julio de 1918 y fue enterrado en el Cementerio de la Recoleta, en CABA.