sábado, octubre 23, 2021

Cumple 85 años Luis Landriscina

Sus relatos e historias cotidianas en relato de cuento han enriquecido al género y arrancado una sonrisa

Hijo de inmigrantes italianos, nece en Colonia Baranda, provincia del Chaco, Luis Landriscina. Fue anotado con el mismo nombre de su padre Luigi. Fue el 19 de diciembre de 1935.

Era el séptimo hijo, y cuando nace su hermano Nicolás, el octavo y menor de todos, su madre Filomena Curci, fallece.

Con dos años, Luis pasa a ser criado por sus padrinos, Margarita Martínez y Santiago Rodríguez. Su padre Albañil, se fue acomodando en la crianza del resto de sus hermanos. Luis, cursa la escuela primaria en Villa Ángela y Resistencia, y ya de joven se destaca por su habilidad como narrador de historias populares y costumbristas, siempre con una pincelada de un buen humor.

Con el tiempo se convierte en destacado humorista, actor y cuentista argentino famoso por su estilo narrativo y su humor basado en los usos y costumbres regionales del país y el Río de la Plata. Incursionó en cine, teatro, televisión y radio. Multifacético, también incursionó en otra de sus pasiones: el automovilismo y viajar.

En 1963 contrae matrimonio con Guadalupe Mancebo, y ese mismo año nace su primer hijo, Gerardo. En 1964 forma parte de la delegación de la provincia del Chaco en el Festival de Cosquín, donde recibe el premio Revelación como cuentista y recitador. Este logro fue el inicio de su carrera artística que le ha valido reconocimiento nacional e internacional. A partir de 1967 reside en Buenos Aires y luego se muda a Santa Ana, un tranquilo balneario del departamento de Colonia en Uruguay.

Quizá uno de los aspectos más perdurables del arte de Luis Landriscina ha sido su interpretación del personaje Don Verídico, creado en 1962 por el libretista y humorista uruguayo Julio César Castro (Juceca).

“Juceca” escribió varios libros de cuentos con Don Verídico, que a través de presentaciones en vivo, televisión, teatro y cine convirtió al personaje rural en uno de los más famosos exponentes del humor simple, desconfiado y emotivo y también le escribió otros libretos que Landriscina supo contar durante casi 25 años.

Otra de las pasiones que ha cultivado Landriscina es el automovilismo. Debutó como piloto de carreras ruteras en 1974 en la “Vuelta de la Manzana”,  llevando como navegante a Urbano “Ronco” García. Abandonó en la segunda etapa, tras un accidente sin consecuencias en la montaña. En ese año siguió compitiendo en algunas carreras ruteras más con el mismo auto.

Tras un largo paréntesis, retornó al automovilismo en 1984 en el “Rally de la Provincia de Buenos Aires” navegado por su hijo Dino, abandonando por problemas mecánicos. Luego compitió en el “Rally de Argentina”, con puntaje por el Campeonato Mundial de la especialidad, donde esta vez hizo de navegante de su hijo. En esta carrera debió abandonar a raíz de un accidente en la segunda etapa en Candonga (Córdoba), cuando su auto se desbarrancó cuatro metros. Landriscina sufrió el aplastamiento de la cuarta vértebra cervical y su hijo salió ileso del accidente.

Luis Landrisna a lo largo de su carrera artística ha participado en innumerables películas. Sus relatos atractivos y manera campechana de ser y de buena persona lo ha convertido en un actor popular caracterizado por hacer reír y jamás pronunciar una exabrupto o mala palabra.

Desde Cadena Nueve le decimos, MUY FELIZ CUMPLEAÑOS!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias