A 84 años de la muerte de Tomás West

Compartir

Tomás Domingo West fue un médico que había nacido en Lobos el 15 de septiembre de 1856. Su familia era de origen inglés y española. y le procuró que estudiara medicina en la Universidad Nacional de Buenos Aires. Sus padres, fueron Tomás West y Juana Martínez.

Llegó a Nueve de Julio en febrero de 1885 con su título de médico recién obtenido y ejercer la profesión en la incipiente ciudad que comenzaba a crecer.

Tras su arribo y comenzar a relacionarse con los primeros pobladores, se involucró en política.

Al año de su arribo se dictó la Ley Orgánica de los Municipios. La normativa comenzaba a darle cierto ordenamiento a las comunas. Comenzaban conformarse los Poderes Ejecutivo y Deliberante.

Desaparecían así las Juntas Vecinales de Gobierno local.

Es así como respondiendo a ese esquema,  se realizaron elecciones el 10 de junio de 1886.

Tomás West resultó electo Concejal y lo designaron Presidente de ese cuerpo.

En tanto, a partir del primero de agosto,  debió asumir interinamente el Ejecutivo.

Fue así que se convirtió en el Primer Intendente Municipal de Nueve de Julio.

El cargo lo ejerció por otros dos mandatos más.

En esos años, junto a otros médicos que había en la ciudad, debieron hacer frente a las epidemias de cólera y viruela, entre 1.886 y 1.887.

Desde sus inicios, apoyó activamente a la creación de la Sociedad Protectora de los Pobres, y la construcción de su hospital.

En ese sentido, por tres décadas ejerció la dirección de ese centro médico.

En tanto, su sumó a la Logia ‘Igualdad’ del Valle de Nueve de Julio.

A su vez, colaboró en el desarrollo institucional de distintas asociaciones que se iban creando.

Tomás West fue diputado bonaerense en dos oportunidades. El primer mandato fue desde julio de 1891 hasta abril de 1892; y luego, entre enero y agosto de 1893.

En diversas ocasiones, del mismo modo, fue electo consejero del Consejo Escolar nuevejuliense, llegando a ser su presidente.

En 1927 se radicó en La Plata.

Estando en la capital de la provincia, ya radicado, encontró la muerte el 7 de diciembre de 1936. Tenía 80 años.

Pero hace, 84 años que su figura sigue siendo recordada, por su entrega y vocación de servicio a lo largo de 41 años.

Más tarde, un grupo de vecinos se movilizó para que sus restos sean trasladados a Nueve de Julio.