‘De su nombre no se olvidarán´

Compartir

En la segunda mitad de la década del 70 converso en su escritorio de trabajo, donde papeles, anotaciones varias y una vieja máquina de escribir caracterizaban el escenario, con Marcos Aronín.

Se trataba de un periodista del diario El Día, docente de la Escuela de Periodismo de la Universidad Nacional de la Plata, editorialista de aquel destacado medio de prensa.

Era un hombre que manejaba mucha información. Escribía esas editoriales con solvencia y estilo propio dejando mensajes específicos. Amaba la profesión y tenía dos hobbies. Conducía un auto descapotable que le daba placer, y los domingos por la tarde seguía a Argentino Juniors, equipo de fútbol del cual era ‘fanático’.

Cuando podía, me regalaba minutos de su escaso tiempo y atendía mis pregustas. Marcos Aronín fue un hombre de consulta de colegas y funcionarios.  Abandonó derecho a tres materias de su graduación. Es que había abrazado el periodismo sin cortapisas.

En ese escenario de su escritorio debajo de un vidrio tenía un recuadro de una publicación que había logrado ‘que se filtrara’ en 1970. Era breve y contundente. ‘Peleó’ con su editor ese espacio que le negaban hacía tiempo. La razón era…’No es noticia’.

El mensaje era el siguiente. Antes de cada partido de fútbol y en el entretiempo, niños de los cebollitas hacían exhibiciones. Tras describir las destrezas de uno de ello, menciona: ‘Tiene 10 años. Se llama Diego Armando Maradona y de su nombre no se olvidarán’.

Marcos Aronín, ‘olfato de periodista’, Diego, no lo defraudó.

Para Cadena Nueve, Gustavo Tinetti