martes, agosto 3, 2021

Los tucanes permitieron el desarrollo de la yerba mate en las misiones jesuitas

La semilla germinaba si antes pasaba por su aparato digestivo

Sabias que cuando los españoles llegaron a América (y particularmente cuando los jesuitas llegaron a Misiones) ‘descubrieron’ la difusión continental que había alcanzado el mate de calabaza y bombilla.
Se conoce el dato de que hubo yerbales silvestres en Ecuador y Perú, y se sabe que lo tomaban en Santa Cruz de la Sierra.
Y que fue, además, a mediados del siglo XVII cuando los jesuitas develaron el secreto de la misteriosa germinación de las semillas de yerba, descubriendo que solamente germinan aquellas semillas que han pasado por el sistema digestivo de los tucanes y establecieron sus plantaciones en las reducciones en Misiones.
Tras la Expulsión de los Jesuitas el secreto se perdió. Recién a fines del siglo XIX Carlos Thays logró la germinación de las semillas dándole inusitado impulso a la producción nacional.
En 1895 recibió desde Paraguay las primeras semillas y gajos de yerba mate, y observó cómo maduraban las semillas en el aparato digestivo de (a falta de tucanes) las gallinas; e introdujo un método que imitaba a la naturaleza al hacerlas germinar sometiéndolas a una prolongada inmersión en agua a elevada temperatura. Una vez germinada la semilla se espera un año para trasladar el plantín a la tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias