Es el Día de los Estudiantes con recomendación de #QudateEnCasa y festejarlo más adelante

Compartir

Coincidentemente con la llegada de la Primavera se celebra el Día del Estudiante. La fecha no es en razón de la nueva estación que llega de manera esperanzadora, alegre, que abre flores, reverdece y los días son agradables.

La verdadera razón de la elección de la fecha es que el 21 de septiembre de 1888 llegaron a Buenos Aires los restos repatriados del ex-presidente de la nación Domingo Faustino Sarmiento, que había ocurrido días antes, el 11 de septiembre de ese año en Asunción, República del Paraguay y fueron sepultados en el Cementerio de la Recoleta, provisoriamente en la cripta que guarda los restos de su hijo adoptivo  “Dominguito”.

El féretro, que cumpliendo con sus deseos había sido cubierto con las banderas de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay y fue despedido en Asunción del Paraguay, mediante un emotivo acto, luego del cual, fue trasladado hacia Formosa donde se lo embarcó en el ARA San Martín, un buque de la armada argentina especialmente enviado para traerlo a su patria.

En su paso hacia Buenos Aires, se detuvo en Corrientes y en la Catedral de esa ciudad, se celebró una solemne Misa con la presencia de las autoridades provinciales y de gran cantidad de asistentes, deseosos de despedirse del distinguido sanjuanino, lo mismo que sucedió en su paso por Rosario y luego San Nicolás.

Finalmente, luego de un viaje que duró 7 días, los restos de Domingo Faustino Sarmiento llegaron a Buenos Aires al mediodía del 21 de setiembre de 1888.

Una multitud compacta y conmovida rindió sentido homenaje, haciendo uso de la palabra en una tocante ceremonia, una vez desembarcadas las reliquias del sanjuanino, varios oradores, entre ellos, el Presidente de la Nación Carlos Pellegrini, Aristóbulo del Valle, Osvaldo Magnasco, Paul Groussac y Agustín de Vedia.  En ese homenaje, se recuerda a Carlos Pellegrini, quien dijo que Sarmiento ”había visto más lejos en el porvenir los destinos de nuestra Patria y quien mejor había comprendido los medios de alcanzarlos”

Recordemos que Sarmiento había nacido el 15 de febrero de 1811.

El objetivo de este día en general es dar una mayor importancia al estudiante y a la educación como tal, tal como hizo Sarmiento.

Se conmemora su rol de estudiantes y aprendices.

El término estudiante aplica a cualquier persona que está dedicada al aprendizaje y práctica de conocimientos, bien sea en una disciplina, ciencia o arte.

Otra de las lecturas que se hace de la fecha, es que el día ha estado relacionado con la primavera debido a que esta última se asocia con la esperanza.

Los estudiantes reverdecen la esperanza de una sociedad o nación. Hoy pueden dar ese ejemplo y que procurarán un sociedad mejor , cuando adultos alcance roles que serán trascendentes en cada comunidad.

Este año ante el coronavirus hay una corriente fuerte desde las autoridades gubernamentales y desde los sistemas de salud a no celebrarlo. Dejarlo para otra ocasión.

Si no ha habido clases en las aulas, para evitar el acercamiento o contacto ante la pandemia, tampoco hay razón para una celebración que llevará al contacto y acercamiento entre los jóvenes, poniendo en riesgo su salud, la de los mayores – padres y abuelo – y al personal de salud que trabaja agotado, y sigue, para el cuidado de las personas.

Desde las aulas siempre se ha hecho mención que los alumnos son solidarios. No escapa entonces que todo intento de festejo se posponga hasta que estén dadas las condiciones.

Hacerlo es un alto riesgo innecesario, por la empatía a la comunidad en su conjunto.

De manera virtual pueden celebrar y decir Feliz Día de la Primavera, Feliz Día del Estudiante!