sábado, julio 24, 2021

Lincoln multará a quienes realicen reuniones sociales que excedan las 10 personas

Para los participantes los montos irán desde 41.500 y para el o los dueños del lugar será de hasta $415.000

El intendente Salvador Serenal firmó este martes el Decreto Municipal Nº 2713/2020, mediante el cual se dispone la aplicación de multas a quienes realicen reuniones sociales que incumplan las condiciones del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Además, desde el Ejecutivo local, recordaron que siguen vigentes las multas para aquellas personas que no cumplan con el uso obligatorio de barbijo casero o tapabocas en espacios de concurrencia pública y cuando se transporten 2 o más personas en vehículos.

De esta forma, el Ejecutivo Municipal estableció la aplicación de multas de hasta $41.500 a quienes participen de encuentros, reuniones, fiestas o eventos de más de 10 personas; y multas de hasta $415.000 para el propietario de la finca o inmueble prestado, cedido o alquilado, donde se lleve a cabo el encuentro, reunión, fiesta o evento que exceda las 10 personas.

A partir de hoy, 1 de septiembre, comienza a regir esta norma en todo el Distrito de Lincoln con el objetivo de desalentar la realización de eventos privados, fiestas, juntadas clandestinas o “previas” que representan uno de “los principales focos de contagio en nuestro país y en el mundo”.

Cabe mencionar que, en el caso de encontrarse a menores de edad que incumplan con lo dispuesto por el presente Decreto -y los Decretos Nacionales (y sus normativas complementarias) -que regulan el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio-, las infracciones y cargos se aplicarán sobre los progenitores y/o tutores de los menores.

En tanto, la totalidad de lo percibido por estas multas se destinará al presupuesto de la Secretaría de Salud. Y la aplicación de las multas será Ad Referendum del Honorable Concejo Deliberante, sin perjuicio de las acciones penales que correspondieran con expreso aviso a las autoridades federales competentes. En ese sentido, se recuerda que “la propagación dolosa de enfermedad” es un delito que tiene una pena de 3 a 15 años.

El decreto, a su vez, autoriza a la Subsecretaría de Prevención, la Dirección de Tránsito, la Dirección de Inspección General y a la Policía de la Provincia de Buenos Aires a verificar el cumplimiento del presente Decreto y labrar las actas de infracción correspondientes que serán elevadas al Juzgado de Faltas para su instrucción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias