viernes, julio 30, 2021

Día Mundial de las Papas Fritas

Es en homenaje a una comida deliciosa que apetece al mundo

Qué niño, desde bebé, cualquiera sea el lugar donde viva y la haya degustado, ‘no muere’ por una papa frita. Ese encanto perdura en el tiempo y sigue cautivando a los adultos, ya que el sabor y su exquisitez no cambia con los años…. En algunos casos se convierten en una pasión!

Cada 20 de agosto,  se celebra el Día Mundial de las Papas Fritas, en homenaje a esta deliciosa comida. Es tan noble, que ante una torpeza se instituyó, hasta con cariño, entre amigos, ‘no seas papa frita’.

La papa es originaria de américa, y su uso como alimento data de hace unos 7.000 años. Se la detecta en la región andina de América del Sur, actuales, Perú, Bolivia y norte de Argentina, donde se solían cultivar muchas variedades.

Con el paso del tiempo, su popularidad se extendió por todo el mundo y se convirtió en un alimento básico en la gran mayoría de los países. Su color, su aroma y su sabor es único. Nadie puede resistirse a semejante manjar y es uno de los pocos alimentos que une los paladares universalmente.

En la literatura se recuerda su cita como alimento en la obra Cautiverio Feliz del año 1673)de  Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán. Allí se menciona que las mujeres “enviaban las papas fritas y guisadas” a los caciques.

Dada su exquisitez, se buscó la manera de presentación para que sigan haciendo brillar los ojos, al solo verse, y abrir el apetito en forma inmediata – o antojo-  cualquiera sea el horario, día o lugar para su degustación.

En Bélgica y Francia adoptaron la forma de cortarlas en bastón, y los franceses recuerdan que a fines del siglo XVIII en las ferias de París, se instalaban los vendedores de este plato que preparaban a la vista de sus clientes dentro de braseros y sartenes. Los belgas, en cambio, la cocinan en dos etapas: en aceite y con grasa.

Según los estudios realizados por científicos alemanes, el consumo de papas fritas resulta irresistible no solo por su contenido en grasa y carbohidratos, sino también por una mayor activación de regiones del cerebro relacionadas con el sistema de recompensa.

En nuestro país, las más clásicas son las que están cortadas en bastones; sin embargo, se pueden hacer en distintos formatos: noisette, rejilla, españolas, rústicas o crinkle, ¡para todos los gustos!

Hoy es un día para su degustación!…y a disfrutarlas!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias