La idea del agua sin arsénico

Compartir

Cuántas veces uno deja las cosas fuera de lugar.

Guarda la azucarera en la heladera o al tirar restos de comida en el tachito hogareños también tira el tenedor con el cual pretendió deshacerse de dichos restos.

O cambia de lugar cosas, por caso, una pinza o un martillo, que no se perdieron, simplemente se cambiaron de lugar, y al cambiarlo de lugar, le cambió el tranco al momento.

Así se atrasa la tarea, porque lograr encontrar el objeto requerido puede llevar tiempo y tesón, horas largas, y si no se encuentran ese día, también lleva madrugón de la siguiente mañana a los fines de seguir buscando.

En Bolívar estamos buscando agua potable sin arsénico hace años, muy buen trabajo el realizado por el Dr. José Bucca, buena investigación realizó asesorándose muy bien por aquellos tiempos.

Pero no se encontró agua potable sin arsénico, no se encontró en ese momento y todavía tampoco.

Lo que se encontró fue comprar una planta e instalarla de abatimiento de arsénico que no es lo mismo, costosa en precio y costosa en mantenimiento. (mal llamada en el HCD de Bolívar, Planta Potabilizadora de Agua),

Que se inauguraba tal fecha, que otra, que la verdad no me consta que funcione y de serlo no sé a qué ritmo, y si es abarcativa de toda la población en su conjunto, no me consta, si alguien sabe se agradecerá la información, porque es un tema de salud pública tan o cuán importante que el del Covid-19, créanmelo.

Sería bueno que el gobierno municipal de Bolívar informe al respecto.

Aún, en el hipotético caso de que así fuera, que toda la población de Bolívar estuviera recibiendo agua potable, ya no sin arsénico, pero si al menos con bajo contenido de arsénico, sería bueno saber, que se hace con los residuos que esa planta consigue de arsénico. Es decir, el arsénico propiamente dicho separado del agua que se envía a la red domiciliaria.

Generalmente son panes, o ladrillos o bloques de arsénico, como sucede en la localidad vecina de Carlos Casares, que dicen las malas lenguas, que el producido del funcionamiento de la Planta Abatidora de Arsénico, ese producido es volcado nuevamente a la cloaca, es decir, el arsénico volvería a las napas freáticas de agua de Carlos Casares. ¡Una maravilla!

Quizás sean las dos cosas. Y que en esa Planta de Bolívar le hacen “pelo y barba” al agua, la potabilizan y le extraen el arsénico. Quizás.

Quizás porque recuerdo que en el 1º discurso de inauguración de las Sesiones del HCD de Bolívar que realizó otro Bucca, Eduardo Luján, es decir, conocido por Bali, Intendente de entonces, dijo claramente: ….” sepa el pueblo que en Bolívar el agua corriente de red NO se potabiliza…” palabras más palabras menos, eso dijo, está grabado, consta en Actas.

De ahí que digo, que quizás la Planta que está enfrente del Cementerio local camino a la laguna Cabeza del Buey, poseedora de las Barrancas de Ignacio Rivas, -bautizada así porque mirada desde el aire, tiene esa forma, antes desde un avión, ahora desde un dron- decía, esa Planta sea Potabilizadora y además sea Abatidora de Arsénico.

Buena ubicación de la Planta, frente al Cementerio, como para que todos los que pasan al otro mundo por haber padecido cáncer producto de haber consumido a lo largo de tantos años agua bolivarense con contenido de arsénico, pasen y le den el último saludo a su verdugo.

Mi madre, madre de amigo, padre de amigo, y así siguen nombres. El arsénico, metal pesado en el agua, mata.

Claro que en el certificado de defunción figura que el motivo del deceso fue un paro cardiorrespiratorio, más vale que si se te para el corazón te morís, pero el parate fue a causa de padecer cáncer, una enfermedad preexistente como se dice ahora en tiempos de pandemia.

Pero como suele suceder con la perdida de la pinza o del martillo, buscándolos, encontré agua sin arsénico en el Partido de Bolívar.

Si, efectivamente.

Años atrás, con motivo de haber ido a visitar una muestra que realizaba hace más de una década el Sr. Pablo Moriones en la Escuela de la ciudad de Pirovano, recordemos que Pablo Moriones fue titular mucho tiempo del C.E.A. Nº 8 -Escuela Rural de Enseñanza informal y particular y de cursos organizados por el mismo al sector rural-.

De acuerdo o no con su método, cumplió una función social importante en toda la zona de J. F. Ibarra brindando a la población ayuda social en forma desinteresada, digamos que fue un referente social destacado.

Decía nuevamente que, en esa oportunidad, y en esa Escuela de Pirovano me llamó la atención que, en los baños de la misma, además de estar impecablemente limpios, NO había marcas de sarro en los elementos de baño, es decir, piletas, inodoros, y canillas.

Todo blanco, impecable. Al salir le pregunté a la colega Dra. Torracco el porqué de esa situación, y me informó que: El agua de Pirovano no tiene sarro, que es como agua mineral.

Que cierta vez una persona visitó el pueblo y llevó una muestra de agua para analizarla y que el resultado fue espectacular, …”es como agua mineral le dijeron…”

El agua de Pirovano es extraída de un acuífero cercano al pueblo por una Cooperativa y distribuido en el pueblo a modo de agua corriente.

El agua de Pirovano NO tiene arsénico.

Por qué no ponernos a estudiar el potencial del acuífero Pirovano y determinar si puede llegar a abastecer a Urdampilleta y Bolívar. Insisto nuevamente es un tema de salud pública tan o cuán importante que el Covid- 19.

Por qué no traer agua de Pirovano a Bolívar, ¿Hacer un acueducto?

Claro, hacer un acueducto, sí por supuesto hay que pensar distinto, pensar en grande, no estar en la “chiquita”.

Independientemente de que Pirovano está a 116 metros -dato Wikipedia- sobre el nivel del mar y que Bolívar está a 99 msnm, es decir en caída.

Independientemente de eso, si la caída no fuese lo suficientemente apropiada, se colocan bombas como sucede en estos casos, pequeñas estaciones de bombeo.

Ejemplos abundan, es más barata una bomba de agua que una Planta de Abatimiento de Arsénico no solo en su costo sino en su mantenimiento.

Faltan los caños, porque la zanja ya está abierta a lo largo de la vía de ambos lados, hay que elegir por donde vendrían los caños con el agua.

Para los partidarios la derecha elegirá el lado derecho y para los partidarios de la izquierda será el lado de la izquierda.

Los jodidos son los partidarios del centro que se van a tener que decidir por alguna de las dos, porque por la vía no van a poder traer los caños.

La la vía -hasta el 2021 la tiene concesionada Techint- es de Ferro-Expreso Pampeano y no deja usarla, salvo a Cargill SACI en Ibarra para cargar su cereal.

Bueno, de ultima, si no hay acueducto podemos traer el agua en tren arreglar la vía y llevarla hasta Hale que tiene pésima agua, justamente en Hale se instaló en su momento una especie de filtro para frenar el arsénico.

O venderle agua sin arsénico a Daireaux.

¿Nos dejará usar la vía la “Compagnia Tecnica Internazionale” de Agostino Rocca con sedes en Milán y CABA?? Y capaz que sí, puedo mandarles un WhatsApp y decirles que me llamó Milán.

*Abogado- [email protected]