Nada se debe, la deuda externa hay que endosarla

Compartir

Nada se debe. La deuda externa hay que endosarla me decía un anciano vecino, y me quedé mirando como hacía señales con sus cayosas manos para el norte.

Lo saludé, como siempre, y cada uno siguió su camino acomodándonos el barbijo pandémico.

Este 9 de julio de 2020, reflexioné sobre la frase, porque muchas veces, los años dan sabiduría y traté de comprender el mensaje. El Día de la Independencia es motivar e inspirador pensando en lo hombres que estaban en Tucumán.

Reflexioné que la ancianidad puede dar otra visión distinta a la de los mismísimos asesores de presidentes y hacer aportes más pragmáticos, con menos tecnicismos sobre motivos, encajes, bonos y demás. Esos sí, ante un pedido dinerario, y se otorgó, hay que aceptar que se debe. Pero al mismo tiempo, hay que analizar y considerar, cuánto nos deben como país. Creo que mucho más.

Previo a lo que propongo, se deberá estudiar la legalidad y legitimidad, es decir, si se cumplieron con los puntos de la Carta Magna al respecto y sobre todo, si los procesos institucionales se cumplimentaron.

Sigo con la misma pregunta. Cuánto nos deben a nosotros como país?.

Cuánto nos debe Gran Bretaña por el uso, abuso, usurpación y extracción de recursos de toda índole en nuestras Islas Malvinas y sus aguas adyacentes, durante todos estos años de largo tiempo.

Cuanto ?, Seguramente mucho más de lo que debemos. De lo que se infiere que, con un simple endoso a Gran Bretaña , de lo que se nos reclama por deuda externa, quedamos a cero deuda, quedamos 0 KM.

Cómo hacerlo. Muy práctico.

Hay que presentar una denuncia contra Gran Bretaña en la Fiscalía Federal de Río Grande, Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, que dicho sea de paso las Islas Malvinas pertenecen a esa provincia argentina.

Reclamando el monto que debemos y solicitando “prima facie” le sean embargados todos los bienes y productos en curso en la zona usurpada.

Esa denuncia puede pedir -el Fiscal- antecedentes a la O.N.U, allí sobran datos y documentación a nuestro favor. Todas las Resoluciones reconocen que las Islas malvinas son argentinas usurpadas por Gran Bretaña.

Demás está decir, que el Fiscal Federal es competente, y de no ser la vía, será el Juez Federal de Río Grande.

Así las cosas, paralelamente se pide una medida de NO INNOVAR, para todos los tenedores de deuda argentina, es decir se paran todos los plazos y vencimientos.

Se los notifica y se para la pelota hasta tanto sea resuelta la cuestión de fondo.

Es decir, el endoso por el total de la deuda, se hace a Gran Bretaña,  quién deberá pagarla.

La cuantificación se deberá hacer por perito/s, de la misma forma que se hace ahora con los bonos que bien caros nos salen los asesores en EEUU, para siempre quedar en el mismo lugar, dicho ésto se me ocurre que al fin de cuentas todos fueron “comisionistas” como dijo el Sr. Altamira.

Una vez entablada la denuncia, en la Fiscalía o Juzgado Federal, seguramente se remitirá a la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya, pero que es el máximo órgano judicial de la Naciones Unidas, y que justamente la República Argentina forma parte.

Los abogados, obviamente todos estatales y no cobran un solo peso, si no hay , habrá que buscarlos por concurso o por voluntariado, llamado urgente a colegas para éste fin.

Los motivos de la demanda-denuncia, son simples, a saber: asfixia financiera, imposibilidad de maniobra económica, imposibilidad de crecimiento, imposibilidad de pago a costa del hambre del pueblo argentino y todas las causales que salen todos los benditos días en todos los diarios de todos los signos, y todas las webs del país y el mundo.

A las pruebas me remito.

Resumiendo, Medida cautelar de no innovar, embargo a Gran Bretaña, y endoso del paquete de la deuda externa a la misma, inmediata desocupación y entrega del territorio a la Nación Argentina con pedido de multa por día de atraso.

Las órdenes son por medio de Mandamiento de desocupación, desalojo y posesión. Y un Mandamiento de Constatación e inventario.

Como dijo mi vecino, Acá no se debe nada!!! hay que endosarle la deuda externa a Gran Bretaña.

Y tiene razón.

De lo contrario seguiremos dando vueltas como el perro queriendo morder su propia cola.

La idea está planteada, ahora a circular y estudiarla.

*El autor es abogado y ex-asesor de Bancos