jueves, diciembre 2, 2021

Feliz Día: somos todos periodistas!

Se recuerda en este domingo el surgimiento de la Gaceta de Buenos Aires, primer medio de comunicación que nació con la patria

Se recuerda en este domingo la aparición en forma escrita de la Gaceta de Buenos Aires, por Mariano Moreno, hace 210 años. Esa publicación que nació el 7 de junio de 1810, fue a los fines de dar a conocer las actividades del flamante gobierno, que necesitaba de un órgano de difusión de sus actos.

Mucho antes de esa fecha, incluso anterior a la imprenta, las comunidades se iban anoticiando de los acontecimientos en forma oral y de una manera informal. Fue así hasta el siglo XV, cuando surge la imprenta.

En el Imperio Romano se buscó cierta manera de sistematización de las noticias. La información se exponía por escrito en los lugares públicos y el primer medio fue el “Acta diurna” en el siglo l a. C, en el cual se relataban los eventos sociales y políticos de la vida cotidiana.

En el medioevo los pregoneros y trovadores fueron los protagonistas en la difusión de noticias.

Ya con la imprenta, y en el ámbito de la producción escrita hubo varios precedentes de la prensa actual. En Francia se las ingeniaron para contar lo que sucedía a través de un ‘Nuevo Manuscrito’ en el Siglo XIII y 200 años después, desde el ‘Diario de un burgués’.

Con el tiempo, el papiro tuvo un rol protagónico en la difusión de noticias, en Venecia, a la luz de la actividad comercial que se desplegaba y era punto de contacto de varias regiones.

Es así como el primer periódico con un formato similar a los tradicionales de comienzo del Siglo XX,  apareció en esa ciudad italiana en 1556 con la denominación “Noticias escritas” (Notizie Scritte). Allí se dieron a conocer las primeras gazzetas, en las que se publicaban noticias sobre la actividad económica y social. Lo trascendente fue que para adquirir un papiro con las noticias debía pagarse. Desde entonces, comienza a gestarse otro proceso en la manera de contar las noticias, y para acceder a la información, abonar por ello.

Luego, estas publicaciones fueron imitadas en el resto de Europa. Es más, a finales del Siglo XV en España se difundía una hoja informativa titulada “Descubrimiento del Nuevo Mundo por Colón”.

Este mero pantallaso es a los fines de comprender la palabra periodismo – y por ende periodista – que está formada a partir del latín y el griego. Una lengua pone una parte, período (de ahí viene periódico) y la otra lengua de la antigüedad le da la acción o actividad con el sufijo  ‘ismo’, lo que luego incorporo un sistema, a los fines de darle ordenamiento.

En la actualidad, el periodismo refiere a una formación, capacitación y tratamiento de la información, ya sea desde lo oral, lo escrito, la imagen y gráficos o lo visual; y a quien hace periodismo se le dice periodista.

Es decir se trata de la persona que indaga, investiga, descubre temas de interés público, los verifica, ordena, sintetiza y los da a conocer en cualesquiera de las formas con que se llega a la gente. Oral, escrita o visual.

En general, se suele considerar como buen periodista a quien consigue información relevante, breve y exacta en el menor tiempo posible.

Toda esa actividad está regida por un procedimiento o camino para la difusión final y sujeto a normas de ética y otros valores, teniendo principios rectores, comenzando con el respeto, esencialmente, a cada persona, luego la ley. No hay derechos absolutos, por lo tanto la libertad de expresión también tiene límites.

Con la revolución digital han surgido otras maneras de periodismo, que tienen su raíz en los programas de radio, donde los oyentes, participan sumando ideas, mensajes, y otros aportes de entretenimiento.

Esta el periodismo participativo donde muchas personas generan sus propios canales de contar hechos en los Blog de la web; está también, el periodismo ciudadano, que es canalizado por los medios tradicionales que solicitan de los oyentes, seguidores o publico compartir noticias que ocurren en su entorno con informes de audio, fotos o vídeos.

Esta manera de hacer periodismo o contar sucesos, que está en crecimiento, y donde muchos se movilizan a aportar o sumar desde lo genuino y buena fe, debe considerarse, rescatando ese aporte en la convicción de una sana contribución.

Pero desde la redes sociales debe borrarse el concepto que ‘puedo decir lo que quiero porque me protege la libertad de expresión’. No hay derechos absolutos!

Sin embargo, ser periodista, es mucho más que ello, y conforme a las regiones donde se desenvuelvan las actividades o compromisos con las sociedades, puede ser una profesión de riesgo. Ello puede ser al descubrir verdades que incomodan a algunos sectores o grupos de poder y estos toman represalias de distinta naturaleza, que pueden desembocar en amenazas, influir para el quite de publicidad de sus medios o espacios hasta provocar lesiones o muerte; y hasta pueden ocasionar el silencio del periodista y medio de su difusión,  por quebranto.

Además, se es periodista los 365 días del año y durante las 24 horas.

Desde las redes sociales ‘somos todos periodistas’.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias