Un argentino en el gabinete de Adolfo Hitler impulsor de una ‘raza perfecta’

Compartir
Ricardo Whalter Darr, había nacido el 14 de julio de 1895 en el barrio de Belgrano en Buenos Aires y su familia a poco tiempo se radicó en la Patagonia. Es que una compañía de exportación e importación, designó a su padre como director y sus servicios eran en el sur del país. Siendo niño emigró a Alemania y se convirtió en un hombre clave en la maquinaria asesina de Hitler.
Su padre era alemán con raíces en Francia y su madre argentina de ascendencia sueca y alemana. Pensado en su buena educación, ambos se pusieron al frente de la misma y le enseñaron además de español, francés, alemán e ingles.  Lo enviaron a Alemania a los 10 años. Al poco tiempo sus padres dejaron el país y emigraron.
En 1914 al estallar la Primera Guerra Mundial, con 19 años se alistó voluntariamente, tras su regreso de Londres donde completó estudios. Joven soldado, fue herido en varias oportunidades, sobreviviendo.
Fue en Inglaterra donde se graduó de Perito Agrícola y Biólogo, título que lo habilitó posteriormente para la función pública.
Finalizada la contienda bélica intento regresar a Argentina para dedicarse a la agricultura, pero la posición financiera de la familia, debilitada, no se lo permitió.
En 1922 se trasladó a la Universidad de Halle para continuar sus estudios: allí se dedicó a formarse en cría de animales. Además estudió filosofía no completando su doctorado por irse a trabajar al este de Prusia y en Finlandia.
En 1930, ya convirtió al nazismo y se hizo miembro activo.
Observando los horizontes de ese movimiento, y conforme a un libro que escribió sobre El campesino como fuente de vida de la raza nórdica maquinó un plan para crear una aristocracia racial alemana, basada en la procreación selectiva entre hombres y mujeres perfectos, rubios, de ojos celestes, y desechando a todos los demás. Parte del Plan de Hitler para reinar en el planeta.
Con esos antecedentes, Ricardo Darré  irrumpe como Ministro de Alimentación y Agricultura y Director de la oficina de Raza.

En su paso por la Oficina de la Raza y el Reasentamiento, desarrolló un plan ‘Raza y Espacio’, o ‘Territorio’ que proporcionó el fondo ideológico para la política expansiva nazi.  El argentino influenció fuertemente a Himmler en su meta para crear una aristocracia racial alemana basada en la crianza selectiva.

Su obra más delirante fue la creación de la Lebensborn, una institución destinada a unir jóvenes nórdicos con miembros de las Waffen SS para obtener “raza area impoluta”.
El aporte de Darré tuvo gran relevancia para Hitler y sus seguidores a la hora de justificar el asesinato de millones en nombre de la “raza”.
Influyo en el Partido Nazi en cuanto a la selección de políticas de eugenesia y control de natalidad, que apuntaban al desarrollo de una “raza perfecta”.
Biólogo especializado en las diferencias hereditarias entre los hombres, y autor del libro Sangre y Suelo, fue uno de los hombres que determinaron los principios básicos del nazismo. Los otros fueron Hitler y Rosemberg.
Su amistad con Himmlec, reconocido asesino famoso, lo catapulto a la fama dentro de su país y llegó a regular los alimentos, los precios y los salarios de los ciudadanos alemanes. Tenia 113.000 colaboradores y 20.000 funcionarios a su disposición.
Ricardo Walther Darré renunció a su tareas, en 1942, aparentemente por motivos de salud, pero en realidad fue porque discutió una orden de Hitler para reducir las raciones en los campos de trabajo.
Durante su trayectoria había llegado a General de la S.S. y uno de los mas altos miembros del Gabinete de Hitler.
En 1945, las autoridades estadounidenses en el juicio de Nuremberg, detuvieron a Darré acusado de planificación, crímenes contra la humanidad, trabajo esclavo, crímenes contra la población civil y pertenencia a organizaciones criminales. Fue condenado a siete años de prisión en Landsberg. Fue liberado en 1950.
Los historiadores no descartan que una de sus funciones, sobre el filo de la invasión aliada, haya sido sacar dinero de Alemania, y han considerado que parte de esos fondos  habrían sido enviados a la Argentina.
En tanto, el Centro Simón Wiesenthat lo tiene apuntado como un jerarca nazi que podría haber retirado el botín que acumulo el régimen nazi.
Después de la guerra, el paradero de Darré fue un misterio, pero no se descarta que haya estado en Argentina, bajo el abrigo del Gobierno de Juan Perón.
En la nómina enviada al Banco Central de la República Argentina, donde figuran 337 jerarcas nazi que podrían haber girado dinero hacia América y en especial a Argentina, en la segunda página figura Richard Whalter Darré, “cabeza de la Gestapo”. El gobierno argentino omitió su informe.
Mientras le Guerra se desarrollaba en Europa y Alemania era la cabeza visible, alrededor del año 1937, el partido nazi de Argentina, era el cuarto en importancia fuera de Alemania, después de Brasil, Holanda y Austria, con mas de 2.100 militantes.
Ricardo Walther Darre, el ex Ministro de Hitler, murió en Munich el 5 de septiembre de 1953, alcohólico y con un cáncer de hígado.
Para Cadena Nueve, Miguel A. Banegas Rojas