sábado, noviembre 27, 2021

Día D

Escribe para Cadena Nueve, Jorge Silvestre*

Siguiendo con la realidad que nos toca padecer es casi seguro que mientras no aparezca una vacuna, la única solución es “administrar los contagios”, este concepto es tan real que las autoridades sanitarias como gubernamentales están comenzando a reconocerlas públicamente.

Como consecuencia, más tarde o más temprano, la sociedad comenzara a volver a la “normalidad”. Sus procesos sociales y productivos intentaran alcanzar metas nuevas que permitan reconectar todos los tejidos comunitarios que se pararon o destruyeron durante este proceso inédito causado por COVID 19.

Y quedaran al descubierto, como cuando baja la marea y quedan sobre la playa cientos de cosas traídas por el mar, muchas enseñanzas para aprender, comparar, copiar, desechar, otras más por redescubrir, etc.

Después de esta breve introducción intentare describir lo que me gustaría ver después del Dia D en nuestros representantes.

Pocas veces o ninguna más veremos, eso deseo, esta situación  donde esta epidemia a escala global ponga en la agenda de los países casi los mismos temas a solucionar. Y para un País como el nuestro, la Argentina, es absolutamente imprescindible que los lideres tanto políticos, como Empresariales o Sociales tengan gestos acordes a esta realidad, que lideren esté reseteo, como se dice en la jerga informática, lo aprovechen al máximo.

Podríamos decir que a “ Grandes Problemas necesitamos Grandes Lideres”.

¿Y que deberíamos observar en ellos?

Que sean constructores de un nuevo sueño, una nueva utopía, para dar esperanzas, para volver a empezar a poner de pie a toda la sociedad que quedara de mínimo adormecida y de máxima con muchos problemas para seguir. Que motive, que ilusione, que contenga a la mayoría, que no genere dicotomías o falsas grietas, que produzca un punto de encuentro.

Para ello se podría comenzar a generar una gran convocatoria para un pacto social, económico y productivo que estén todas las representaciones políticas, todos los sectores productivos y económicos, los representantes sindicales y sociales, todos, absolutamente todos los líderes políticos. No se sale de estas circunstancias en forma aisladas, con actitudes egoístas e irresponsables, generando odios o reproches sin sentidos, sin gestos de grandezas.

Acá veremos la altura de nuestros representantes, en su comportamiento y compromiso para organizar rápidamente una salida, en tomar decisiones eficientes y eficaces y mostrar pasión por reconstruir esta nueva etapa.

Tal vez algunos ejemplos de nuestra historia nos permiten ver como grandes líderes actuaron ante grandes problemas con genialidad y grandeza, por citar algunos, Nelson Mandela, Mahatma Gandhi, Winston Churchill, San Martin, Martin Luther King.

También podríamos citar a lideres creativos que cambiaron nuestra época en referencia a la interconectividad y producción mundial, que lo hicieron desde situaciones muy complicadas, logrando salir desde situaciones muy desfavorables y aún así triunfaron. Como representación de ello podemos citar  a Steve Jobs, Bill Gates, Elon Musk, Jack Ma entre otros más.

Convocar a los mejores en cada área para desarrollar un plan sustentable y estratégico que como norte tenga la Ética, el esfuerzo y la equidad. Por ende, sus líderes deberán ser fieles representantes de estas necesidades, y para no generar utopías y sabiendo que argentina tiene mucho que desear en esto, no esta mal un perdón, un barajar y dar de nuevo, con la decisión que es única y nunca más.

Si no contemplamos esta posibilidad nunca podremos recomenzar pues parafraseando diríamos “el que esta libre de pecados que tire la primera piedra”.

Por supuesto que me refiero a equivocaciones individuales o colectivas que no contengan acciones penales de cualquier índole, esto lo digo para que no haya lugar a dudas.

Ese “Dia D” va a llegar y deberemos actuar con rapidez y grandeza, y empezar a prepararnos desde ahora, desde el lugar que nos toca ocupar.

Esta etapa no es para tibios, vagos, mediocres, ignorantes o delincuentes.

Esta es la etapa para los que arriesgan, los mejores, los audaces, los que se esfuerzan, los que dan el ejemplo, los que quieren hacer una País grande y distinto de una vez por todas.

Si queremos ser ARGENTINOS con mayúsculas, pues deberás plantearte: que puedo hacer por mi País? y no al revés.

¿Aprovecharemos esta oportunidad histórica para hacerlo?

¿Seremos capaces de darnos cuenta de la oportunidad que tenemos?

Espero que SI.

*Diputado bonaerense (MC)

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias