Un referente emblemático de Nueve de Julio cierra parte de sus servicios

Compartir

Gran parte de los servicios que brinda Los Pinos cesaron por falta de acuerdo contractual entre quienes detentan un porcentaje del predio en calidad de dueños.

El inmueble originariamente perteneció a la familia Vázquez que durante décadas desarrollaron la actividad comercial. Tras algunos altibajos y fallecimiento de quien impulsaba el comercio una sociedad emprendedora puso al lugar en valor y le dio una relevancia de tal magnitud que se convirtió en un referente importante de Nueve de Julio.

En el marco de ese desarrollo, la sociedad explotadora compró la mitad del inmueble. El 50% sigue en manos de un descendiente de la familia pionera.

Ahora, lejos de las vicisitudes de la cuarentena obligatoria, una falta de acuerdo por el alquiler de ese porcentaje desembocó en el cierre de la estación de servicio, spot y cafetería. Aparentemente la pretensión de la renta es en exceso en relación a los parámetros de mercado, el riesgo comercial permanente y otros ítem, por lo que el desencadenante es que Los Pinos está parado.

El predio relacionado con el restaurante podría llegar a seguir en funcionamiento, pero todo ello está a merced del alcance de la Emergencia Sanitaria.

Lo cierto es que más de 30 familias quedarían sin actividad, con lo que ello significaría para la ciudad y el distrito, más la generación colateral laboral que una empresa próspera genera.