Se aplicó el protocolo coronavirus por primera vez ante un fallecimiento

Compartir

Nueve de Julio no tiene casos positivos de coronavirus. Solo registra seis bajo sospecha conforme a los informes del Comité de Crisis en Salud distrital y en base a los síndromes que cada paciente presenta.

Recientemente, ante un fallecimiento de una persona que presentaba signos y síntomas que hacían sospechar que se podría estar ante un caso concreto, se puso en práctica el protocolo para su sepultura.

Era una mujer que estaba internada en Terapia Intensiva y aguardaba los resultados hisopados ante la posibilidad de haber contraído el Coronavirus.

La CEyS ‘Mariano Moreno’ adquirió 250 bolsas para colocar cada cuerpo. Llegaron las primeras 150. Las mismas se han distribuido cuidadosamente entre el Hospital Julio de Vedia y Clínica Independencia, para que no haya pérdida de tiempo y ante un deceso por esa causa, se coloca allí el cuerpo. Se comunica a la Sala de Servicios Velatorios de la Cooperativa y desde allí personal entrenado, se desplazan con un féretro para ser colocado el fallecido en el mismo. De ahí se traslada hasta la sede de las salas velatorios, se completa el papeleo de rigor y se lleva al Cementerio que está cerrado al público. El traslado se realiza solo en coche fúnebre o furgón sanitario y un auto de duelo para cuatro personas. Estos últimos no ingresan, ya que está vedado el acceso a cualquier persona.

El resto de los familiares, amigos y allegados no participan por prevención. Es decir, no tienen contacto con la finalidad de evitar la propagación del Coronavirus (COVID-19.

Al mismo tiempo, desde la CEyS se ha hecho saber que se evita que se acerquen a los deudos a saludar a los familiares a los fines de evitar todo contacto o encuentro personal.

Se está ante momentos de excepción que requieren de la colaboración de todos, por más dolorosa que sea la circunstancia. Alcanza a todos los vecinos y es parte de la Emergencia Sanitaria vigente.