viernes, noviembre 26, 2021

La disciplina y el orden erradicaron al Coronavirus de China

Se trata de un pueblo milenario formado con normas de convivencia a considerar e imitar

China con una población cercana a los 1.400.000.000 de personas, y un porcentaje bajísimo de inmigración, es el país más poblado del mundo con 146 habitantes por Km2.

Es uno de los pueblos más disciplinados del planeta. Sus habitantes tienen raíces milenarias y sus costumbres y valores de vida se transmiten de generación en generación.

Un reciente hecho ocurrido en un supermercado administrado por orientales en argentina, en cercanías de las Rutas 6 y 8 que abastece a los vecinos de un barrio privado de Exaltación de la Cruz, da cuenta de disciplina, trabajo en equipo, orden y cómo salir ante dificultades.

Cierto sábado en horas de la tarde un hombre joven ingreso al lugar de compras ubicado sobre la Ruta 8 y se dirigió a la cajera. Llevaba en brazos una niña de 12 meses. La apuntó con un arma y le pidió el dinero. La mujer pronunció una palabra en mandarín en tono no muy alto.

La expresión fue entendida por sus connacionales que estaban en tareas distintas en el centro de compras. Con alta rapidez se observó en el supermercado la corrida de cinco personas en dirección de la caja. Cuatro varones lo hacían con palos similares a los de escoba, aunque más cortos, los cuales, finalizado el hecho, se supo que estaban ubicados estratégicamente en el local y desapercibidos para los visitantes. Una mujer iba con manos libres. Con esos bastones rodearon al ladrón en tentativa de llevarse la recaudación y uno le golpeó una pierna, mientras se doblaba, la mujer tomo a la niña en sus brazos y se retiró de la escena.

En tanto, sus compañeros pegaron al hombre rodeado por ellos, en sus extremidades hasta que cayera. Una vez en el piso lo dominaron, al tiempo que la cajera llamaba al 911.

Aguardaron a la Policia mientras que los circunstanciales clientes no salían de su asombro. Todo fue muy rápido. Disciplinado y coordinado; y cada uno sabía su rol en la defensa de sus bienes y de las personas. Protegieron a la inocente de todo, y redujeron al ladrón.

Interiorizada la policía, la chica les dio a la niña a una agente del grupo de los uniformados que habían llagado ante la convocatoria y se llevaron al autor del intento del robo y a la pequeña que miraba todo con asombro.

La prensa mundial hace referencia que ante el coronavirus, China salió del embate y se logró por la disciplina de su pueblo que representa el 20% de la población mundial.

Este hecho que ocurrió hace unos meses en el km 73 de la ruta nacional 8, desentrañandolo en análisis, pone en claro que estrategia, disciplina, convicción, formación previa, respeto a la autoridad y valor, son ingredientes que coordinados en equipo y solidaridad, se convierten en los necesarios para salir de todo trance.

El Gobierno chino ordena a una población de 1.400 millones de seres humanos, cuya condición de personas es básicamente a la de cualquier país del mundo. Es decir, lloran, se emocionan, ríen, caminan, salen, se divierten, escuchan música, van al cine, hacen fiestas, reuniones, toman algo de alcohol, les gusta pasarla bien, procrean, pecan y demás. Pero cundo el pueblo está en peligro no desoyen a la autoridad y cumplen estrictamente las consignas porque saben que son para su bien.

A lo largo de muchos siglos siguen dando ejemplo de pueblo hermando, respetuoso, disciplinado y ordenado.

El coronavirus deja la tristeza de los muertos en todo los países donde se encuentra, pero enseña que el hombre está en riesgo y solo no lo podrá detener. En equipo y solidaridad,sí. Como al ladrón armado, desarmarlo, aislarlo y ponerlo fuera.

El ser humano integra el reino animal y cada especie en peligro se aúna para la supervivencia. Los asiáticos ponen bien arriba la lesión de solidaridad y respeto en comunidad.

El único antídoto hasta hoy concreto para combatir a la pandemia es #QuedateEnCasa. En un solo país el 20% de la población mundial lo logró.

Con disciplina, responsabilidad, solidaridad y respeto a las autoridades que ordenan el flagelo, se podrá conseguir el objetivo de daño menor.

Por vos, tu familia, tus vecinos o al menos, por solidaridad, respeta el aislamiento.

En toda guerra explotan bombas que dañan. Se está a tiempo de evitar la detonación de la que se viene!

El planeta está en peligro, Es la casa universal de todos.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias