domingo, diciembre 5, 2021

Ante el tercer día de Asilo Obligatorio la consigna sigue siendo #QuedateEnCasa

Se aguarda que lentamente se tome conciencia sobre la importancia de no salir y guardarse

La argentina puede tener un brote como España o Italia en relación al coronavirus. Así refieren los entendidos. No será por ser descendientes, esencialmente, de esos países, la mayoría de sus habitantes.

Se trata de la mutación del COVID-19 a través de personas que viajaron a Europa en pleno brote y su regreso lo hicieron con la causa silenciosa de la pandemia, en sus cuerpos.

Recientemente, Mariano Barroso, Jefe Comunal nuevejuliense alertó que se viene una situación muy dura para el distrito y se desconoce cuando llegará. Los pronósticos giran en rededor de la semana que comienza para hacer un pico muy alto en los primeros días de abril.

El panorama es de alerta y alarma!

El intendente es el conductor de una comunidad, por elección popular, y como líder y persona sensata y responsable, advierte lo que puede suceder. De cada uno de los ciudadanos del distrito depende escuchar, internalizar, asimilar y actuar en consecuencia, en relación al mensaje. Es decir,  SER RESPONSABLE de sus actos futuro sobre un realidad vivita y coleando!

El propio conductor dijo que se ha hablado con dos instituciones para disponer de espacios a los fines de colocar camas. Sin dudas está señalando que la pandemia puede llegar muy fuerte y se organiza a la ciudad en consecuencia.

Ahora bien, de cada uno de sus habitantes depende que ocupe o no, una de esas camas.

El aislamiento es el mejor antídoto, por el bien de cada vecino, su familia, sus amigos y la sociedad en su conjunto.

Que lentamente se tome conciencia de la gravedad de la presencia del coronavirus, hará que día a día se cuente con menos personas detenidas, lo que significa que se está comprendiendo que es muy importante evitar la circulación en la vía pública de manera innecesaria e irresponsablemente. Ello por más esfuerzo que se haga del Estado Municipal todo será insuficiente si la comunidad, empezando por cada vecino – uno mismo- , no comprende que debe aislarse.

Hagamos un ejercicio práctico para entender lo que las autoridades solicitan, al insistir en que es altamente importante, aislarse para que el virus no circule y se propague.

Nueve de Julio tiene 50.000 habitantes. Pensemos que la causa de la pandemia alcance al 1% de la población. Eso significa que 500 personas pueden contraer el virus. Se desprende de ello que faltarán camas, los respiradores serán escasos, enfermeros y médicos serán insuficientes, y pensando en extremo, el cementerio no dará abasto, y previamente ni ataúdes, ni sala de contención o velatorio, soportará este cuadro.

Siguiendo con el ejercicio hipotético, pero posible si no se toma plena conciencia del aislamiento, que sea el 0,50 % de la población afectada, pasaría exactamente lo mismo, ya que alcanzaría a 250 vecinos y el cuadro sería igual ya que no se cuenta con camas hospitalarias, ni respiradores, ni barbijos, ni profesionales… y todo lo que significa poner al máximo el sistema salud distrital, que colapsaría.

No es intención ser alarmistas.

Se trata de comprender lo que puede suceder.

Continuando con el mismo ejercicio en hipótesis y reduzcamos a la mitad la cifra de 250 personas afectadas. Ciento veinticinco casos siguen desbordando el sistema salud… y el caos no se frenaría.

Esto significa que depende de cada uno en extremar el cuidado personal, familiar, de amigos y del resto de la comunidad para evitar un cuadro como el de hipótesis descripto.

Desde este medio se procura que se tome plena conciencia de lo que puede pasar, pensando en lo peor, tomando una expresión del propio Mariano Barroso.

Es por ello que se insiste en no salir de cada casa. Evitar la posible propagación del virus que por ser muy pesado no se expanda más allá de 1,20 mts. Y al quedar en la atmósfera se muerte en segundos. Si una persona lo recibe o contrae puede contagiar a tres personas y así en la misma proyección.

Que el coronavirus llegue a la menor cantidad de personas del distrito depende de cada uno de nosotros. Las autoridades constituidas y sanitarias nos advierten como conductores, pero de cada vecino estriba escuchar y actuar preventivamente, en consecuencia. Es decir, ser comprometido y solidario.

‘El arma’ que ataca a la humanidad es silenciosa. Que no se vea no significa que no exista. Tampoco vemos el aire, ni las palabras –solo los sonidos son escuchados –o el espíritu de cada ser. Sin embargo, nos movilizan diariamente. Y conforme lo suministremos, procedemos.

Se está ante una batalla cuyo enemigo no muestra su ropa de guerra, pero depende de todos combatirlo, por el bien de cada persona.

Que cada uno sea responsable por su bien, el de su familia, afectos y amigos.

Por amor al próximo, que cada uno se aislé.

¡Así se evitará que un ejercicio hipotético, aunque solo sea en su mínimo esplendor, no se haga realidad!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias