jueves, diciembre 9, 2021

“Hay vida desde la concepción” dijo la Iglesia desde la Basílica de Lujan

La expresión del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea en la misa por la vida añadió que "No es lícito eliminar una vida humana"

 La Iglesia volvió a rechazar con una misa en la Basílica de la Virgen de Luján el proyecto que promueve la legalización del aborto.

La ceremonia tuvo el lema “Sí a las mujeres, sí a la vida” y fue encabezada por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) Oscar Ojea, que se pronunció en contra de la propuesta que impulsa el Gobierno. “Hay vida desde la concepción, no es lícito eliminar una vida humana”, fueron algunos de los planteos que hizo al comienzo de su discurso.

La celebración se desarrolló en el Día Internacional de la Mujer, destacando el rol que tienen como generadora de vida.

Oscar Ojea estuvo acompañado por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli; el vice segundo, monseñor Marcelo Colombo, y el secretario general, monseñor Carlos Malfa, entre otros obispos de todo el país, incluido el titular de la diócesis de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi.

El celebrante destacó que “millones de argentinos y argentinas, creyentes y no creyentes, tienen la profunda convicción de que hay vida desde la concepción y que una persona distinta de su madre va desarrollándose en su seno”. En ese contexto, consideró que “es injusto y doloroso llamarlos antiderechos o hipócritas”. “Valoramos y defendemos los derechos de toda vida y de cada vida, de toda mujer y de cada niño o niña por nacer”, indicó.

Dijo que “no es lícito eliminar ninguna vida humana, como afirma nuestra Constitución Nacional” e indicó que la vida “es el primer derecho, y sin él no puede darse ninguno más”, ante el inminente envío del proyecto de legalización del aborto del Poder Ejecutivo al Congreso. Advirtió que la Argentina vive tiempos “donde es necesario discernir prioridades y no elegir temas que enfrenten a los ciudadanos, porque se atraviesa una situación extremadamente delicada, altos niveles de pobreza e indigencia”.

A esto, monseñor Oscar Ojea hizo una fuerte condena contra la violencia de género. “Deploramos con todas las fuerzas de nuestro corazón la crueldad de los femicidios y todo tipo de violencia y discriminación ejercida contra las mujeres. Condenamos el abuso en todas sus formas sexual, psicológico, y de poder, cualquiera sea el ámbito en el que se produzca, en la familia, en el trabajo, la escuela, en la calle y dolorosamente lo decimos también en la Iglesia”, planteó.

Explicó que respaldarán “la implementación de una educación sexual integral” aunque aclaró que se debe “respetar los idearios” de cada escuela. Indicó además que acompañarán “todas las políticas sociales que favorezcan la atención de las mujeres embarazadas, especialmente en situaciones de conflicto y vulnerabilidad”.

De Nueve de Julio un contingente encabezado el párroco de la Catedral Santo Domingo de Guzmán, padre Guillermo Gómez siguió la celebración y el mensaje desde la plaza frente a la Basílica donde se realizó la misa.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias