En Chacabuco encuentran a un transportista jubilado muerto en su casa

Compartir

En Chacabuco un transportista jubilado fue encontrado asesinado a golpes en la cabeza y atado de pies y manos y los investigadores aseguraron que no faltaron objetos de valor y no había desorden producto de un posible robo.

El hallazgo se produjo esta tarde cuando la hija del hombre asesinado, identificado como Héctor Marisi (67), fue a la vivienda y encontró al hombre con una cinta en la boca y tirado en la entrada del galpón, que era utilizado como garaje.

La hija de Marisi fue la última persona que tuvo contacto con él, la noche del jueves. Relató que esperaba a su padre para almorzar el viernes y, al notar que no llegaba, comenzó a llamarlo. Tras varios intentos sin respuesta se dirigió hasta el galpón, donde se chocó con la brutal escena: “Lo encontré sin vida, atado, amordazado y con muchos golpes”. El hombre habría sido golpeado en la cabeza con una herramienta de trabajo, más precisamente una pala. “Lo mataron como a un perro”, fue la frase que eligió su hija para describir lo sucedido.

La puerta estaba cerrada con llave, y ésta fue encontrada en la cerradura, pero del lado de afuera, como si el asesino la hubiera dejado así luego de salir.

Por el momento, los investigadores no descartan ninguna hipótesis sobre el crimen, pero averiguaron que Marisi era jubilado transportista y también se dedicaba a realizar préstamos minoristas en el pueblo.

Por ese motivo, no descartan que el homicidio esté vinculado a esa actividad y están investigando sus movimientos en las últimas 72 horas.

Los testimonios recabados por la Policía entre la familia de Marisi coinciden en que la última vez que lo vieron con vida fue el jueves a la noche, luego el hombre se fue a su casa en su auto y luego no hubo más contacto.

La causa la investiga el fiscal Daniel Nicolai, de Mercedes, quien se encuentra a la espera del resultado de la autopsia de la víctima y otras pericias para conocer la causa de la muerte.