Día Internacional de la Tolerancia

Compartir

El 12 de diciembre de 1996, fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas y por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el 16 de noviembre de cada año como Día Internacional para la Tolerancia.

Según el sitio oficial de la UNESCO este día es una ocasión para la educación en la tolerancia, así como de reflexión y análisis sobre los problemas de intolerancia locales y mundiales. La tolerancia no es un fin, sino un medio. Es la calidad esencial mínima de las relaciones sociales que permite descartar la violencia y la coerción. Sin tolerancia, la paz no es posible.

Con tolerancia, es posible hacer realidad numerosas posibilidades humanas y sociales, y en particular la evolución de una cultura de paz.

La tolerancia es un componente fundamental del respeto de los derechos humanos y para el logro de la paz. En su forma más simple y básica, la tolerancia consiste en reconocer a los demás el derecho a que se respete su persona e identidad.

La tolerancia es el cimiento más firme de la paz y la reconciliación y nunca ha tenido tanta importancia como en esta época, en la que vivimos cambios vertiginosos. Además, este año se convoca a todos a fomentarla, promoviendo la comprensión y el respeto entre todas las culturas, desde los parlamentos a los patios de recreo en las escuelas, pasando por las calles y cada vecindario.

La Declaración de Principios sobre la Tolerancia  , que adoptaron los países miembros de la UNESCO el 16 de noviembre de 1995, resalta esos aspectos y afirma, entre otras cosas, que la tolerancia reconoce los derechos humanos universales y la diversidad de los pueblos.

1.- Diversidad en la comunidad

2.- Derechos humanos

3.- Programa individual de tolerancia

4.- No a la violencia

5.- Diversidad ecológica y diversidad humana

6.- Tolerancia religiosa

7.- Actualidades

8.- Deportes y tolerancia

9.- Creatividad en el trabajo

10.- Vínculos internacionales