Se reanudan las obras del Santuario de Fátima

Compartir

El artista polaco, Bogdan Ziółkowski ,  patrocinado por el gobierno de Torun (Polonia) volvió a Nueve de Julio para culminar la serie de frescos del techo interno del santuario de Fátima.

Permanecerá hasta el 12 de septiembre, tiempo durante el cual completará la serie de cinco frescos que decoran el techo interior del santuario y que representan los cinco misterios gloriosos. Los primeros dos de ellos ya se habían finalizado antes de su inauguración.

El artista polaco, Bogdan Ziółkowski  es un pintor de renombre en su país natal, en Francia y en otros países europeos. Egresó de la prestigiosa universidad de Bellas Artes “Nicolás Copérnico” y durante estos últimos 15 años se especializó en cuadros religiosos. La temática de sus obras ronda sobre hechos históricos tanto de la Iglesia católica mundial como de la Polaca, víctima de la persecución comunista a principios del siglo XX y que se convirtió, junto a la población civil, en una fuerte resistencia contra ese régimen. “El arte también es un bello modo de evangelización”, resaltó.

Bogdan llegó acompañado por el  padre Marcin Schmidt, quien es miembro de la Orden de Malta, una de las instituciones católicas occidentales más antiguas que tiene como misión ayudar a las personas víctimas de conflictos armados y desastres naturales, ofreciendo asistencia médica, atendiendo a los refugiados y distribuyendo fármacos y material básico de supervivencia. A través de esta Orden, Marcin ha realizado una labor muy intensa durante los momentos más difíciles de la persecución a los cristianos en Siria en los últimos años. Actualmente se encuentra trabajando en Asia.

Marcin  explicó que llegaron a la ciudad luego de firmar un convenio de cooperación entre la diócesis polaca y la de Nueve de Julio, tras establecer relaciones en su país con Monseñor Ariel Torrado Mosconi durante la disertación que desarrolló sobre el Cardenal Pironio.

El rector del Santuario de Fátima de Nueve de Julio, el padre Guillermo Gómez, agradeció que “la divina providencia haya hecho posible el encuentro” entre las partes. “Gracias a ello nosotros nos hemos convertido en los  destinatarios de un regalo exquisito que enriquecerá el patrimonio cultural de toda nuestra comunidad, más allá del aspecto religioso”.

Por último, los conferencistas invitaron a la comunidad a visitar las instalaciones mientras se avanzan en las obras de embellecimiento.