lunes, septiembre 26, 2022
lunes, septiembre 26, 2022

“Mas allá de la asistencia sanitaria”

 

Jose María Giuliodoro

La Ciudad es la base para reconstruir el nuevo movimiento sanitario, no es una obra electoral, ni pintar paredes, ni donar una ambulancia, el concepto de salud expresando la calidad y equidad es mucho más amplio que individuales y medidas con buenas intenciones, debemos mirar hacia la comunidad, con sus méritos y flagelos, desnudarlos, analizarlos, programarlos, y luego si construir un plan integral junto a todos los sectores de Salud, desde el corazón de los barrios hacia el poder central.

Como decía nuestro Padre del Sanitarismo Argentino, el Dr. Ramon Carrillo “busquemos las enfermedades paredes fuera del hospital, y no paredes dentro del mismo”

La acción concreta de promoción de la salud, se debe realizar mediante la participación comunitaria y la acción intersectorial. Debemos vencer el miedo de que “no se puede”, pensar en imposibles se hace posible, debe haber una decisión política y un camino hacia el cambio cultural del Sanitarismo, y eso se lograra solo enquistándose en el centro de los barrios, conociendo la realidad casa a casa, abrazando al vecino, comprenderlo, y disfrutarlo.

Una Ciudad sana, con salud es más que una ciudad con buenos hospitales, buenos CAPS,  buenas intenciones o con obras inauguradas sin planificación estratégica Regional, potenciar a los habitantes en un proyecto de salud, sería la clave de inicio.

Cada ciudad tiene su alma, su idiosincrasia, su propia vida, por lo tanto debe tener su propia epidemiologia, programación y definición de ejecución del plan de salud.

Para entender a nuestra ciudad es necesario comprenderla, y para eso hay que insertarse en ella, vivir a pleno su idiosincrasia, aprenderla. Los grandes fracasos de los diferentes planes lanzados desde el poder central en Salud, tienen que ver con desconocer el alma de cada ciudad, no debe ser un Programa vertical el que se defina, sino un Programa horizontal, donde el intervencionismo de la comunidad sea clave.

Las iniciativas en la promoción de la salud, van de la mano de un movimiento comunitario, sin él, todo será fracaso, cuando no existe el compromiso respectivo, no vamos hacia el cambio cultural que tanto necesitamos en salud.

Las áreas tradicionales de interés Sanitario, como el desempleo, vivienda, Salud ambiental ( Agrotóxicos, Basurales a cielo abierto, calidad del agua), salud laboral, salud accidental( accidentes en vía pública) son todavía metas no alcanzadas, pero lo que es más preocupante, no comprendidas entre el sector de salud, y autoridades. Debemos replantearnos, la calidad de vida de nuestra ciudad, no pensemos en una ciudad enferma, sino en cómo nos ingeniamos para que tengamos una ciudad sana. Insistimos en este planteo, con la teoría que los sistemas que creamos los trabajadores de la salud, no van a devorar sin darnos cuenta.

Los problemas más importantes en salud, tienen solución, a veces obvias, que no se interpretan, pero para eso no debemos improvisar, sino capacitarnos, salir de ese esquema de formación verticalista.

La salud no es un tema de opinión meramente cuando queremos metas diferentes, es un problema para los sanitaristas, técnicos en salud.

No es una cuestión de quien invierte y hace más en salud, sino para quien se invierte, y si llega a la toda la población con equidad y calidad. No debemos invertir en marketing electoralistas, sino en los ciudadanos. Cuanto más fragmentado sea el sistema de salud, más complicaciones habrá en él y más ineficacia en sus acciones. Todo cambio debe incorporar desafíos, caminos nuevos y barreras de intereses, y fundamentalmente animarse a lograrlo, con las decisiones de líder.

Sin datos epidemiológicos, no podemos construir salud, solo construiremos marketing, y como siempre decimos, “no solo empobrece la salud, sino la humilla”.

Incorporar la popularidad de las acciones permanentes en salud a  los medios de comunicación, es tan vital, para que la comunidad adopte un rol activo y participativo. Referente a sus propiedades y servicios de prioridad en salud.

La puesta en marcha de un programa de salud, debe estar basado en el diagnostico comunitario, con la incorporación gubernamental, y no gubernamental, con equipos multidisciplinarios idóneos, comprometidos y humanizados e integración de todos los actores de la salud.

Dr. Giuliodoro, José M.
MP: 111.283
Esp. Pediatría-Infectologia Infantil.
Alum. Maestría Salud Publica.UNLP

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias