martes, septiembre 27, 2022
martes, septiembre 27, 2022

Temperaturas y lluvias atípicas caracterizarán a un verano inestable

terra-3d-el-nino

El Fenómeno El Niño (FEN), es un evento climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, el cual se manifiesta erráticamente cíclico —ocurre entre tres y ocho años-  que consiste en realidad en la fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño-Oscilación del Sur (El Niño-Southern Oscillation, ENSO por sus siglas en inglés), donde la fase de enfriamiento recibe el nombre de La Niña.

Este fenómeno, en sus manifestaciones más intensas, provoca estragos en la zona intertropical y ecuatorial debido a las intensas lluvias, afectando principalmente a la región costera del Pacífico de América del Sur.

Su vigencia gravita también en la Argentina provocando un verano inestable con temperaturas atípicas, en su mayoría elevadas en relación a la media estival. El comienzo de año se ha caracterizado por lluvias en todas las regiones y marcas térmicas – incluidas sensaciones- de entre 40 grados y 60 grados, viviéndose días de agobio.

El primer meteorólogo en sugerir una explicación razonable del fenómeno de El Niño fue Jacob Bjerknes, cuando dirigió una oficina meteorológica para los pronósticos del tiempo atmosférico anexa al Departamento de Física de la Universidad de Mayor de S en Los Ángeles (UCLA). Bjerknes fundó el Departamento de Meteorología en dicha Universidad, ahora transformado en el Departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas. Como profesor en esta universidad, fue el primero en relacionar las inusuales altas temperaturas de la superficie oceánica con vientos débiles del este y las intensas lluvias que acompañan esta situación y un resumen de estas ideas lo expresó en forma precisa el Dr. Richard T. Barber cuando señaló que «The ocean is clearly driving the atmosphere» («El océano claramente dirige a la atmósfera»), lo cual equivale a decir que el flujo de energía en la atmósfera procede principalmente (aunque no exclusivamente, como resulta obvio) de la hidrosfera (océanos y mares).

Desde entonces se han profundizado los estudios que surgieron de la observación de pescadores del puerto de Paita, en el norte de Perú, quienes observaron que las aguas aumentaban su temperatura durante «la época de las fiestas navideñas» y los cardúmenes o bancos de peces desaparecían de la superficie oceánica, deduciendo que dicha anormalidad era debida a una corriente de aire caliente procedente del golfo de Guayaquil (Ecuador).A ello se sumaban lluvias más intensas y altas temperaturas.

Este fenómeno entró en vigencia esta navidad. En nuestro territorio está mostrando su presencia con el desarrollo de áreas de lluvias y tormentas de moderada o fuerte intensidad, en forma cíclica.

El Fenómeno El Niño conduce a menudo al registro de temperaturas récord a medida que aumenta el calor del Pacífico.

En Sudamérica, no se descartan inundaciones en Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay una vez que comienza su desarrollo ya que se puso en marcha con el inicio del año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias