viernes, octubre 7, 2022
viernes, octubre 7, 2022

Ariel Torrado Mosconi arriba a su tercer año como Obispo de Nueve de Julio

46508186_10213386698925483_1125397872410361856_n

Este primer día de diciembre el Obispo Ariel Torrado Mosconi arriba a su tercer año como titular de diócesis de Nueve de julio. El el sexto sacerdote con esa misión y se la ha encomendado el papa Francisco.

Desde su llegada en julio de 2015 como Obispo coadjutor, fue recorriendo los 17 distritos de la diócesis y desde que asumió el 1º de diciembre de ese año, abrió las puertas de la iglesia en todas las jurisdicciones y asumió compromisos más allá de lo pastoral. Interpretando el mensaje del papa Francisco, cuando dijo que quiero sacerdotes con olor a oveja, poniendo la Iglesia en salida, el convecino de 25 de Mayo que llegara de Santiago del Estero,  se fue abriendo paso en una sociedad que lo recibió expectante. Su sencillez, carisma, bonhomía y hombre de palabra clara, directa, amigable y cálido en sus expresiones, le permitió una aceptación rápida.

Abrió Hogares de Cristo para atender las adicciones, fomentó la casa de asistencia a las embarazadas para cobijo y asistencia en las necesidades de madre primeriza,  y recientemente lanzó  la Pastoral Social Diocesana, entre las muchas labores realizadas. A viajado al Vaticano concelebrando misas con quien lo ordenara cuando era Cardenal Jorge Bergoglio. Visitó otros países en la misión evangelizadora y receptiva.

Apoya a los grupos que se gestan desde el seno de la Iglesia, con orientación y mensaje de buen pastor. Los Madrugadores de Nueve de Julio, es un caso concreto, por citar un referente.

Se suma el reconocimiento de sus pares en las Asambleas de la Conferencia Episcopal a las cuales asiste y asume roles importantes para con la iglesia.

El Obispo, el lunes 3 venidero, día en que se recuerda el natalicio de Cardenal Eduardo Pironio, dará la misa a las 19,30 hs. en la casa-museo que fuese de la familia del sacerdote camino a la santidad, en Avda. Cardenal Pironio y Hipólito Yrigoyen.

Y en estos tres años, de su misión en la diócesis, ha respetado la voluntad de quien fue el primer obispo de Nueve de Julio. Monseñor Herrera pensó en construir un santuario con la imagen de la Virgen de Fátima. No pudo cumplir con su deseo ya que fue trasladado en otra misión evangelizadora. Aquella idea originaria se perdió en el tiempo y fue Ariel Torrado Mosconi quien la desempolvó y hoy, la entonces iglesia de Nuestra Señora de Fátima se ha convertido en el primer Santuario de la diócesis. Desde él impulsa un incipiente turismo religioso, mientras avanzan las obras para concretar el proyecto en sí.

Que en este tercer año como pastor de la diócesis, Dios le siga dando bendiciones para que las traslade a cada jurisdicción como lo viene haciendo desde hace 1500 días.

Desde Cadena Nueve felicitamos al sacerdote por la labor en la comunidad de los 17 distritos que conforman su gobernabilidad y el apoyo que brinda continuamente. 44108538_10213147147856856_7756587683899506688_n44235410_10213141227428849_5176928178714705920_n45464904_10213281833103903_4674450866604867584_n46441145_10213364037878971_6064201721226199040_n7

Monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi nació el 18 de enero de 1961 en la ciudad de 25 de Mayo, provincia de Buenos Aires, diócesis de Nueve de Julio.
Realizó sus estudios primarios en el colegio Niño Jesús, de Saladillo, y los secundarios en un colegio alemán de Buenos Aires. Tras frecuentar por cuatro años los cursos universitarios de Agronomía, el 17 de marzo de 1983 ingresó en el Seminario Metropolitano de la Inmaculada Concepción, de Villa Devoto (Buenos Aires).Como seminarista cursó los estudios teológicos en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA), donde obtuvo el título académico de Bachiller y fue premiado con medalla de oro. Seguidamente comenzó la licenciatura canónica en Teología Moral con la máxima calificación bajo la dirección de monseñor Antonio Marino, actualmente obispo de Mar del Plata.Fue ordenado sacerdote por el flamante arzobispo de Buenos Aires, monseñor Antonio Quarracino, el 17 de noviembre de 1990, en una celebración eucarística que tuvo lugar en el estadio del Luna Park, junto con otros 16 compañeros.
Inició su ministerio pastoral en 1991 como vicario parroquial de Nuestra Señora del Socorro (Juncal 888). En 1992 ocupó los cargos de prefecto y vicerrector del Seminario de Villa Devoto, hasta el 7 de marzo de 1999 en que fue nombrado párroco de San Bernardo, oficio que desempeñó hasta 2005. En este tiempo fue elegido, en dos períodos, decano del Decanato Chacarita.

El 6 de marzo de 2005 fue nombrado párroco de San Isidro Labrador, en el barrio porteño de Saavedra, y decano del Decanato de Saavedra-Núñez.

Fue, además, en la arquidiócesis de Buenos Aires, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores, secretario ejecutivo de la Vicaría de Educación, asesor del Instituto de Cultura de la UCA, en la que fue, también, profesor en la Facultad de Teología.

El 22 de noviembre de 2008 el papa Benedicto XVI lo nombró obispo titular de Vico de Pacato y auxiliar de la diócesis de Santiago del Estero.

Fue consagrado obispo el 13 de diciembre de 2008 en la catedral de Buenos Aires por el cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, y los obispos coconsagrantes monseñor Francisco Polti, obispo de Santiago del Estero, y monseñor Antonio Marino, obispo auxiliar de La Plata. Asistió el nuncio apostólico monseñor Adriano Bernardini y concelebraron 18 obispos.

En la Conferencia Episcopal Argentina es miembro de las comisiones episcopales de Liturgia y de Ministerios.

La diócesis de Nueve de Julio fue creada el 11 de febrero de 1957, por el papa Pío XII con la bula “Quandoquidem adoranda”. Su nombre oficial en latín es Sancti Dominici Novem Julii (de Santo Domingo en Nueve de Julio). Comprende, en la provincia de Buenos Aires, los partidos de Bragado, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Florentino Ameghino, General Pinto, General Viamonte, General Villegas, Hipólito Yrigoyen, Lincoln, Nueve de Julio, Pehuajó, Pellegrini, Rivadavia, Salliqueló, Trenque Lauquen, Tres Lomas y Veinticinco de Mayo, con una superficie total de 57.016 kilómetros cuadrados y una población 438.000 habitantes, de los cuales se estima que alrededor del 90 por ciento son católicos.47162480_10213436234163833_199967153246437376_n 47393079_10213436233723822_6359958327484481536_n 10294492_10202145238696003_8748888834361892092_n

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias