martes, noviembre 30, 2021

Hace 248 años nacía Manuel Belgrano

f999x666-391307_486372_0

Un 3 de junio del año 1770 nació en Buenos Aires, Manuel Belgrano. Hace 248 años que Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús era bautizado con nombres que respondían a sus antepasados familiares. En ese entonces, la hoy Capital de la argentina, era una ciudad del Virreynato del Río de La Plata, bajo el imperio español.

A su muerte, el 20 de junio de 1820, su accionar e influencia, junto a la de otros hombres que consideraban importante la autodeterminación de sus pueblos,  ya no se dependía de España. El territorio se denominaba Provincias Unidas del Río de La Plata. El fue uno de los protagonistas para esa transformación.

Es decir, en pocos años hubo una movilización social y política que definió el futuro para que estas tierras al sur de Bolivia fuesen una Nación libre de toda dependencia extranjera. Esos hombres jóvenes sabían que debían lucir pantalones largos con lo que ello conlleva. Lo pensaron, lo decidieron y lo pusieron en práctica.

Sin embargo a tantos años de aquellos sucesos todavía se transita el camino de definiciones sobre lo que se quiere para estas tierras y sus habitantes. Manuel Belgrano y sus contemporáneos tenían claro objetivos y conformación de un país. Había ideas trazadas, y la grandeza era el cobijo para concretarlas.

Había estudiado en el Colegio de San Carlos y luego en España, en las Universidades de Valladolid y Salamanca. Llegó a Europa en plena Revolución Francesa y vivió el clima de la época. Así pudo tomar contacto con las ideas de Rousseau, Voltaire, Adam Smith y el fisiócrata Quesnay.
Se interesó por la fisiocracia, que ponía el acento en la tierra como fuente de riqueza y por el liberalismo de Adam Smith, que había escrito en 1776 que “La riqueza de las Naciones” estaba en el trabajo de sus habitantes, en la capacidad de transformar las materias primas en manufacturas. Belgrano pensó que ambas teorías eran complementarias en una tierra con tanta riqueza natural por explotar.
La educación del pueblo fue una de sus principales preocupaciones: para ello elaboró durante su estadía en España un plan de acción con avanzadas ideas sobre la misma. Esas iniciativas le valieron para comprometerse activamente en los sucesos de entonces.

Manuel Belgrano  participó en la defensa de Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, en las dos Invasiones Inglesas —1806 y 1807—  de las cinco que vivieron estas tierras, incluida Malvinas , y promovió la emancipación de Hispanoamérica respecto de España.

Fue uno de los principales patriotas que impulsaron la Revolución de Mayo, por la cual se destituyó al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, y fue vocal de la Primera Junta de gobierno que lo reemplazó.

Luchó en la guerra de Independencia de la Argentina contra los ejércitos realistas. Fue el jefe de la expedición militar que la junta de Buenos Aires envió al Paraguay que finalizó cuando celebró el Tratado confederal entre las juntas de Asunción y Buenos Aires, en 1811. Fue también el jefe de una de las Expediciones Libertadoras a la Banda Oriental.

En 1812 creó la bandera nacional en la actual ciudad de Rosario.

Como general del Ejército del Norte, tuvo a su cargo la Segunda Campaña Auxiliadora al Alto Perú, dirigiendo el Éxodo Jujeño y comandando las victorias de los revolucionarios en la batalla de Tucumán y en la de Salta, aunque después fue dos veces derrotado por los realistas.

Durante el Directorio tuvo gran influencia en el Congreso de Tucumán que declaró la Independencia de las Provincias Unidas en Sud América, en 1816.

Manuel Belgrano propuso la igualdad para el hombre y la mujer. Entendía que ‘la mujer es la que forma en sus hijos el espíritu del futuro ciudadano’.

Que la recordación del natalicio de uno de los máximo préceres de argentina invite a quienes tienen responsabilidades públicas a comprometerse con grandeza sin egoísmo, para bien del ámbito donde se desarrollan. Esa suma de acciones comunes harán posible los cambios que la sociedad necesita para arraigarse en gestos patrióticos, cada día, con transparencia y austeridad, como fue la conducta de Manuel Belgrano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias