viernes, diciembre 3, 2021

La vereda, la gran abandonada de la ciudad

vereda1

La Vereda es un pequeño pueblo de España de tres habitantes. Sí. Solo viven tres personas. Está en la Provincia de Guadalajara, en la región denominada Castilla-La Mancha. El lugar es montañoso y muy pintoresco. Sin embargo ese pueblo está abandonado, y sus sendas cuidadas.

Nueve de Julio es una ciudad bonaerense, en Argentina, de casi 50.000 habitantes, sin embargo quienes están abandonadas son las veredas, que son importante para el desenvolvimiento cotidiano.

A medida que las aldeas crecieron y se fueron transformando en pueblos para luego ser ciudades o gran urbe, la vereda alcanzó una gran dimensión.  Ante ello se le dió regulación jurídica, sentido estético y de transito peatonal. Salvo excepciones, donde su reparación está cargo de los municipios con costo al frentista, en la mayoría de las ciudades de la provincia, es el espacio público con cargo al vecino frentista propietario o quien use la vivienda o lote, para su cuidado, que disponen los habitantes de un pueblo o ciudad para circular.

Ese sitio da seguridad a los peatones o transeúntes a la hora de movilizarse por sus propios medios o ayuda en caso de disminución para hacerlo por sí, hace a la integridad ciudadana, empezando por la propia familia que la usa para salir o ingresar de su propio hábitat.

A lo largo del 2017, CN hizo varios informes mostrando el alto deterioro de un número importante de cuadras cuyas veredas están abandonadas o presentan significativo desperfectos que ponen en riesgo a quienes por allí pasan. En uno de ellos, señaló que el 75% de las mismas no están aptas para un debido tránsito.

Ha paso un año y no se han visto mejoras, salvo excepciones.

La mera observación muestran tener desniveles, baldosas flojas, o irregularidades, presentan altos pastizales y yuyos, los que atraen al mosquito, ya que les permite guarecerse, lo que toda campaña para combatiros, se desvanece en el comienzo, ya que más allá de espirales, fumigaciones o insecticidas, lo esencial es cortar el pasto o yuyo empezando por ‘casa’.

Sin embargo, no se toma conciencia de la importancia de la vereda limpia e higiénica, ya que hace también a la salud general de la población.

Esta postal alcanza a inmuebles particulares como a edificios públicos.

Lo que se persigue con esta fotografía general que alcanza a todos, no es el señalamiento. Es la reflexión.

Así como recientemente se hizo para ‘Pirotecnia Cero’ donde la ordenanza se cumplió porque en su mayoría cada persona entendió el mensaje. Ahora, se necesita meditación similar y actuar en consecuencia. La consideración alcanza a todo el distrito.

Un estudio más profundo indica que Nueve de Julio necesita un plan general de nivelación de veredas. Esto lo han señalado profesionales en urbanización y arquitectos, pero al camino diario que usamos mecánicamente y sin pensar, pese a la alta importancia que tiene, no le prestamos atención.

Lo primordial, ahora, y ante los altos calores, es esencial empezar por  cortar pastos y yuyos. Si cada uno al levantarse observase su propia vereda, y decide limpiarla, es un buen comienzo.

Que en este verano surja el compromiso de cada frentista a limpiar su vereda, y en la medida de sus posibilidades, acomodarla. El buen samaritano, empieza por casa.

Es hora de emprender por lo que usamos, en todo momento y hasta inconsciente. Cuidemos nuestras veredas!.Veredas-rotas

Vereda6Veredas-rotas1vereda7 Veredas (1)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias